COMISIÓN INTERIOR

COMISIÓN INTERIOR Kiko Huesca Agencia EFE

Política Parálisis en los nombramientos

Interior declara "desierta" la dirección de la UDEF, que lleva nueve meses sin dueño

El Ministerio tiene problemas para asignar puestos clave de la Policía como el jefe de esta unidad anticorrupción o el cargo del DAO.

Alejandro Requeijo Daniel Montero

El Ministerio del Interior no encuentra a quién asignar la dirección de la unidad dedicada a investigar los casos de corrupción política. El puesto de jefe de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) lleva vacante desde hace nueve meses y el Cuerpo acaba de declarar “desierta” la plaza después del concurso convocado para cubrirla el pasado septiembre.

Según consta en la última Orden General de la Policía Nacional a la que ha tenido acceso este periódico, la plaza queda sin dueño, según consta en una resolución dictada el pasado 30 de diciembre. En la misma orden se publican, en cambio, los nombramientos de 25 puestos de responsabilidad. De este modo, el Ministerio mantiene su parálisis a la hora de nombrar puestos clave como este o el de director adjunto operativo (DAO), aún sin convocar siquiera.   

Una silla 'caliente'

El cargo de jefe de la UDEF es una de las sillas más ‘calientes’ dentro de la Policía porque de ella dependen buena parte de las investigaciones que se siguen contra delitos de corrupción política. Suyas son algunas de las investigaciones más sensibles de los últimos años, como Gürtel, Bárcenas, los Pujol, el caso de Ausbanc y Manos Limpias o la presunta financiación irregular de Podemos, entre otros muchos.

Esta plaza, no exenta de presiones más o menos directas y siempre bajo el foco mediático y político, es de libre designación, un cargo de confianza que debe contar con el visto bueno de los actuales responsables del Ministerio que dirige Juan Ignacio Zoido. Para dirigir la UDEF se presentaron sólo tres candidatos al concurso: Fernando Moré, actual responsable de la Comisaría del Aeropuerto de Barajas; Juan Manuel Calleja y Rafael Arenas, ambos en la División Económica y Técnica. Calleja es ahora el ‘número dos’ de ese Departamento como secretario general, mientras que Arenas es jefe de su Unidad Técnica.

El anterior responsable de la UDEF, el comisario Manuel Vázquez, dejó el puesto después de cuatro años para asumir la Jefatura Superior de la Policía de Galicia. Fue nombrado para su nueva función el 9 de marzo y tomó posesión de ella el 4 de abril. Él mismo había solicitado el traslado a su tierra natal en varias ocasiones. Desde entonces, dirige la UDEF de forma interina el comisario José Manuel García Catalán.

Parálisis en puestos clave

Esta situación de interinidad afecta también al DAO, el ‘número dos’ de la institución. Ese cargo de máxima responsabilidad lo ocupa actualmente de forma provisional Antonio Rodríguez, el comisario principal que ya estuvo en el puesto dejado por Eugenio Pino, ya jubilado.

La designación de Rodríguez era una manera de ganar tiempo días antes de las elecciones generales del 26 Junio. Interior estaba inmerso en la polémica por las grabaciones al ministro con el jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña. Rodríguez no generaba tensiones añadidas en un Departamento siempre delicado y no exento de presiones internas entre familias policiales.

Tan solo hubo que correr un puesto en la escala de mando ya que Rodríguez era el ‘número tres’ de la institución al frente de la Subdirección de Recursos Humanos, función que sigue compaginando en la actualidad. La Policía Nacional última una nueva convocatoria para cubrir este puesto y la previsión era hacerlo antes de que acabase el 2016. Sin embargo aún no se ha producido.