Pedro Sánchez, entre Darias, Illa y Ribera, ante la pantalla de la videoconferencia de presidentes.

Pedro Sánchez, entre Darias, Illa y Ribera, ante la pantalla de la videoconferencia de presidentes. Moncloa

España VIDEOCONFERENCIA DE PRESIDENTES

Los presidentes critican el nuevo reparto de los 16.000 millones y Feijóo reclama bajar el IVA del turismo

El presidente del Gobierno pide a los líderes autonómicos que redoblen los esfuerzos para ser capaces de detectar cualquier rebrote.

7 junio, 2020 16:44
Ana I. Gracia Inma León

Noticias relacionadas

La decimotercera videoconferencia de presidentes ha sido escenario de críticas directas al Gobierno, por los repartos entre ellas, por las decisiones unilaterales y por la falta de claridad en lo decretado. Pedro Sánchez ha trasladado este domingo a los presidentes autonómicos cómo se repartirán finalmente los 16.000 millones de euros no reembolsables que el Gobierno ha puesto a disposición de las comunidades autónomas tras el paso de la Covid-19 por España. 

El presidente del Gobierno ha aprovechado la decimotercera videoconferencia de presidentes para explicar los nuevos criterios del reparto: 9.000 millones serán para cubrir la inversión sanitaria, 5.000 deben ir a recomponer la actividad económica y se guardan 2.000 millones para la educación. 

El Gobierno planteó en un principio que de esos 16.000 millones, 10.000 fueran directamente para cubrir los gastos extra de sanidad que ha provocado la pandemia; 5.000 millones para la recuperación económica y se guardarían 1.000 millones para gastos sociales. Galicia, Cataluña y Murcia han sido las más beligerantes.

Videconferencia de presidentes número 13

El último cambio de criterio del Ejecutivo sin haberlo consensuado antes con los presidentes autonómicos ha provocado el enfado de los líderes territoriales, que han reprochado al jefe del Ejecutivo que continúe por la senda de la unilateralidad. Sánchez, por su parte, ha justificado que han decidido cambiar de criterio tras hablar con autonomías y grupos parlamentarios.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha sido el primero en mostrar su malestar ante este cambio de criterio. A sus críticas se han sumado las del gallego Alberto Núñez Feijóo, que en su intervención ha pedido aclaraciones sobre las competencias "exactas" de los presidentes autonómicos a la hora de introducir a sus respectivas comunidades en la nueva normalidad. 

Además, Feijóo insistió en la necesidad de trabajar en un plan de rebrote nacional para tener criterios comunes en todas las autonomías ante el temor de que se multipliquen los contagios una vez que se levanten las fronteras entre provincias. El gallego reclamó la apertura de más pasos fronterizos entre Galicia y el norte de Portugal y trasladó dos propuestas: eliminar la tasa de reposición para personal sanitario y de servicios sociales y una bajada del IVA del turismo para reactivar este sector. 

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, preguntada por el Plan de Barajas, sobre cómo colaborar entre las dos administraciones para tener un plan de acción para la entrada de ciudadanos a la península a través del aeropuerto, dijo que es preciso "aplicar ya planes, y evitar actuaciones disuasorias como la de la cuarentena. Nos puede perjudicar gravemente". Para Ayuso resultará importante analizar otras posibilidades de control, como instalar allí cámaras de calor, una estrategia de test para los meses estivales, etc.

La presidenta madrileña cree preciso recuperar la actividad estudiantil en el ámbito universitario cuanto antes. "Necesitamos vuelvan a la normalidad lo antes posible. Muchos campus y escuelas de negocios en Madrid necesitan al alumno internacional. Ahora mismo no saben si van a poder continuar. La gente joven puede empezar a ir a bares y discotecas en fase 3, por ejemplo pero no saben si pueden volver a sus campus con todas las medidas de seguridad".

Es crucial, dijo la presidenta, la vuelta a las clases, y todo lo que ello implica. Será fundamental "ver la posibilidad de reducir la distancia en las aulas. Muchos colegios no se podrán adaptar a esa separación tan grande entre mesas. Hay que buscar medidas alternativas de seguridad viables".

A la jefa del ejecutivo de la comunidad le preocupa también la estrategia de Moncloa si se producen nuevos rebrotes, y si les permitirán gestionarlo a las propias comunidades autónomas. Ayuso ha exigido también voluntad de diálogo en materia de Hacienda. "Pedimos mesa bilateral entre El Gobierno y Madrid. Hemos sido la región más castigada por el Covid, tanto su sistema sanitario como económico. Tenemos unas circunstancias especiales y necesitamos que estos fondos lleguen de una manera significativa".

Moreno y el fondo

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, se mostró satisfecho ante el cambio de criterio de reparto del fondo de 16.000 millones al ser la comunidad andaluza la más poblada de España. “No es lo mismo garantizar la sanidad para 8,5 millones de habitantes que para otra que tenga un millón”. No obstante, pidió que el criterio poblacional tenga aún más peso porque siguen perdiendo 350 millones de euros. “Antes llorábamos por dos ojos y ahora lloramos por uno”, expresó.

Moreno ha pedido al Gobierno una planificación al detalle de la Operación Paso del Estrecho (OPE) con garantías de seguridad sanitaria. También ha solicitado un protocolo de actuación con espacios para poder hacer pruebas a los migrantes llegados en patera que permitan "aislar correctamente" durante la cuarentena de 14 días a las personas contagiadas y a quienes le hayan acompañado en su viaje.

Por último, anunciaba que podrán a disposición de manera gratuita 7,5 millones de mascarillas en farmacias para pensionistas y la puesta en marcha de un Plan Andaluz de Vigilancia ante un posible rebrote para proteger a la población contra el virus.

Ante la libertad de los viajes entre las ocho provincias andaluzas ha vuelto a pedir prudencia. “El próximo fin de semana la playa no se va a mover, va a estar ahí todo el verano”, ha remarcado Moreno. Prevé que a final de mes ya se permitan los movimientos entre comunidades pero ha pedido a Sánchez claridad ante las competencias que asumirán a partir del lunes.

Nueva normalidad

Sánchez ha desgranado ante los presidentes autonómicos el Real Decreto que aprobará el Consejo de Ministros la semana que viene en el que se regulará la vida de los españoles ante el inminente levantamiento del estado de alarma y la llegada a la nueva normalidad.

El borrador del decreto de restricciones sanitarias planea multas de hasta 100 euros para aquellos ciudadanos que no usen las mascarillas en los lugares que son obligatorias llevarlas e insiste en evitar las aglomeraciones en espacios cerrados para evitar rebrotes. 

El presidente del Gobierno ha subrayado ante los líderes territoriales la importancia que a partir de ahora tiene el rastreo y la detección precoz de los casos positivos para ser capaces de aislar a ese grupo de personas y evitar la propagación incontrolable del virus que conduciría de nuevo a dar pasos hacia atrás.

Información sobre el coronavirus: