Imagen de archivo de una cruz frente a un sacerdote.

Imagen de archivo de una cruz frente a un sacerdote. EFE

España

Sacerdotes vascos rechazan las "injustas condenas políticas" a los líderes del procés

Diversos colectivos de curas piden promover una amnistía para "presos políticos y exiliados", además de diálogo en torno a la independencia.

Noticias relacionadas

Diferentes sacerdotes vascos se han convertido en protagonistas a escasos días de que se celebren las elecciones este próximo domingo. Y es que los colectivos Comunidades Cristianas Populares, Herria 2000 Eliza y la Coordinadora de Sacerdotes de Euskal Herria han pedido a los partidos que concurren a estos comicios a resolver el conflicto político de Cataluña por la vía del diálogo y a reconocer el derecho de los pueblos a ser soberanos.

Estos colectivos eclesiásticos han destacado este martes en un comunicado que España afronta unas nuevas elecciones generales "a causa de la ineptitud política de quienes recibieron el mandato mayoritario para gestionar un gobierno estatal".

Por eso, aseguran que un "amplio sector" de la población "se siente desmotivado o con temor a un retroceso democrático, que las fuerzas más involutivas del país tratan de aprovechar para su beneficio".

Tras denunciar los "continuados abusos y violencias de poder por parte del Gobierno", las "injustas condenas políticas contra promotores del proceso soberanista catalán", las penas "totalmente desproporcionadas" impuestas a los jóvenes de Alsasua (Navarra) y la "política penitenciaria represiva", consideran que "urge hacer oír la voz de la democracia".

Piden por tanto a los partidos que reconozcan "todos los derechos individuales y colectivos en una democracia participativa", entre ellos "el de Cataluña, Euskal Herria y otros pueblos a ser soberanos, a ejercer su pleno autogobierno y a la autodeterminación".

Estas tres asociaciones también exigen promover una amnistía para presos políticos y exiliados y una justa distribución de la riqueza, con salarios justos, pensiones dignassolución al paro e igualdad de oportunidades, entre otras medidas, además de defender "una Europa acogedora de inmigrantes y refugiados".

"Como miembros de la Iglesia vasca, reconociendo nuestros errores con transparencia y libertad, dentro de una sociedad laica, reafirmamos nuestro compromiso de colaboración, junto a quienes luchan por la dignidad de todas las personas en pueblos libres y solidarios, para realizar la justicia, la igualdad, la convivencia y la paz", concluyen.