Cristina Cifuentes durante la entrevista.

Cristina Cifuentes durante la entrevista.

España

Cifuentes dice que su dimisión fue planificada por políticos del PP: "Hubo fuego amigo"

La expresidenta de la Comunidad de Madrid ha garantizado que no tiene "nada que ver" con el caso Púnica. 

Noticias relacionadas

La expresidenta de Madrid Cristina Cifuentes ha dicho este lunes que todo lo que condujo a su dimisión hace año y medio "se planificó en un despacho y se ejecutó con precisión matemática" y ha culpado de ello a políticos del PP y a "algún empresario que quería recibir un dinero de la Comunidad que no recibió".

En una entrevista en Telecinco, Cifuentes ha sostenido que en su "linchamiento" se produjo una "tormenta perfecta" en la confluyeron diferentes intereses de distintas personas que la veían como la causa de sus problemas y decidieron "quitarla de enmedio".  Entre ellas Cifuentes destaca a empresarios que "no vieron cubiertas sus expectativas económicas" y el "fuego amigo" que sufrió, políticos del PP a los que "les vino de miedo" su dimisión en un momento en el que algunos en su partido la veían como la sucesora de Mariano Rajoy.

"Hubo también un componente de venganza en personas que me la tenían jurada desde que empecé a levantar alfombras", ha denunciado la que fuera presidenta madrileña desde 2015 a 2018, que ha recordado además que a la oposición también le "venía muy bien" desgastarla.

Tras defender que no tiene "nada que ocultar" y que su imputación en el caso Púnica le "sorprendió bastante" y fue un "mazazo" personal porque ella no tiene "nada que ver" en ese asunto, ha insistido en que la adjudicación de la cafetería de la Asamblea por la que está siendo investigada se hizo "atendiendo al cien por cien los requisitos técnicos". "Tristemente en España, el término imputación ha pedido completamente su sentido y directamente ya estás condenado", ha zanjado.

"Un error del que me arrepiento" 

Sobre la polémica sobre su máster, Cristina Cifuentes mantiene que ha "dicho la verdad sobre el caso" y lamenta "la atención mediática" que se le dio. "Al Caso Máster se le dedicaron la mayoría de los informativos", dice. 

Asegurando que la decisión sobre su dimisión la había tomado antes de que saliera a la luz el vídeo del supuesto robo de las cremas, Cifuentes ha lamentado "las mentiras" que se han dicho sobre ella a ese respeto. "Se ha dicho que soy cleptómana y que había estado en tratamiento. Eso es mentira", señaló.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid atribuye lo sucedido a "un error": "Las cremas llegan a mi bolso porque las meto yo. Es un error del que me arrepiento. Pasé una vergüenza horrorosa. Sinceramente, no me di cuenta. Las guardé sin querer". Cifuentes apunta también a las cloacas del Estado en el tema de las cremas, que, a su ver, se utilizó para hundirla. "Ha habido medios que se han valido de las cloacas del Estado", añade. 

"Casado no me ha llamado"

Cristina Cifuentes ha hablado también de su relación con el PP y ha señalado que no ha "encontrado demasiado apoyo de los dirigentes", aunque sí destaca el apoyo de la "militancia". "Hay hasta personas que me lo deben todo políticamente y que me han apartado. Creo que los lazos de amistad deberían estar por encima de lo demás. Con Pablo Casado tenía una amistad y en todo este tiempo no me ha llamado", ha dicho.

Sobre la actualidad política Cifuentes ha señalado que España "necesita un Gobierno y no nuevas elecciones" y, en ese sentido, ha considerado que preferiría "un Gobierno del PSOE con la abstención del PP y de Cs antes que uno con Podemos y los independentistas".

Respeto a la propuesta de Pablo Casado para crear España Suma, Cifuentes ha considerado que no cree que sea "una buena idea", porque sería volver a "una especie de bipartidismo forzado". "Lo que tiene que hacer el PP es asumir la pérdida de votos y que ahora hay un partido de derechas que es Vox y que si no reivindica con hechos el espacio de un partido liberal y de centro lo acabará ocupando Cs. España suma no creo que sea la mejor de las ideas, sería mejor trabajar para recuperar tu identidad ideológica y recuperar a tus votantes", ha zanjado.