Migrantes a bordo del Open Arms.

Migrantes a bordo del Open Arms. Open Arms

España

El 'Open Arms' presiona a Sánchez: pide asilo en España para 31 menores rescatados

Bruselas explora soluciones para la crisis del 'Open Arms' pero advierte de que no tiene competencias para coordinar un rescate. 

Noticias relacionadas

Aumenta la presión para que España mueva ficha en la crisis del 'Open Arms', que lleva ya 11 días a la espera de un puerto seguro. El capitán del buque español, Marc Reig, ha solicitado este lunes a la embajada española en Malta que dé asilo a los 31 menores rescatados en alta mar y designe un puerto para su traslado

Reig ha pedido a la embajada que tramite el procedimiento de asilo de manera urgente, "dada la situación de incertidumbre en la que se encuentra el buque Open Arms, que permanece 'sine die' en aguas internacionales".

El capitán ha asegurado en su escrito dirigido a la embajada, al que ha tenido acceso EFE, que los 31 menores "cumplen las condiciones para ser reconocidos como refugiados" y ha indicado que esta situación ya se puso en conocimiento del Tribunal de Menores y de la Procuraduría de Menores de Palermo sin obtener respuesta.

El Open Arms se encuentra en alta mar con 151 inmigrantes -31 de ellos menores- rescatados en tres operaciones distintas en los últimos días a la espera de recibir autorización para desembarcar en un puerto seguro, algo que Italia y Malta se niegan a hacer.

La UE se pone en marcha

Tras 11 días de inacción, la Comisión Europea anuncia que está en contacto con los Estados miembros para explorar soluciones para los inmigrantes a bordo del barco de la ONG Open Arms, aunque no ha iniciado todavía una coordinación puesto que ningún país se lo ha solicitado.

"No hemos recibido una petición formal de ningún Estado miembro en este momento para iniciar la coordinación, pero hemos contactado con los Estados miembros para explorar posibles opciones en caso de una potencial futura reubicación voluntaria de la personas en el navío", dijo la portavoz comunitaria Tove Ernst.

"Así que no hay una coordinación formal todavía, pero los estamos contactando para ver la voluntad de los Estados miembros de mostrar solidaridad", añadió reiterando el mensaje que la institución ya dio el pasado viernes.

Hasta el momento ningún Estado miembro se ha ofrecido a acoger a los más de 150 inmigrantes que permanecen en la embarcación tras ser rescatados hace varios días en el Mediterráneo.

Sin competencias para coordinar un rescate

La Comisión Europea recordó que no tiene competencias para coordinar operaciones de rescate en el mar ni para indicar en qué puerto deben desembarcar a las personas rescatadas, y reiteró, como hizo la semana pasada, su llamada a los países para que encuentren una solución.

"La solución depende de la voluntad de los Estados miembros de tomar parte en los esfuerzos de solidaridad", dijo el portavoz comunitario Christian Wigand.

El Ejecutivo comunitario celebró que Malta haya accedido a desembarcar en su territorio a los 39 últimos rescatados en el mar y que este país haya llegado a un acuerdo con Italia para desembarcar a tres personas más por motivos médicos.

Sin embargo, el portavoz comunitario recordó que "tiene que encontrarse una solución para todos los migrantes a bordo".

La decisión de autorizar el desembarco o reubicación de los inmigrantes en su territorio depende de cada Estado miembro y es voluntaria. La Comisión, pese a sus contactos con los países, solo puede iniciar una coordinación de las actividades si uno de los Veintiocho lo solicita.

Ábalos: "No hemos cambiado"

"Nosotros no hemos cambiado". José Luis Ábalos ha defendido la postura de su partido respecto al Open Arms. El secretario de Organización del PSOE se ha escudado en que la política migratoria de su formación se ha mantenido y que "el Open Arms a nosotros no nos ha pedido venir a puerto español".

"Cada país tiene que asumir su responsabilidad en la zona que le corresponde", ha dicho el ministro de Fomento en funciones, en referencia a Italia, a la que ha criticado duramente, asegurando que "está incumpliendo la legislación internacional".

Ábalos ha manifestado que "estamos ante una emergencia de carácter humanitario" y que "el problema de fondo está en la política migratoria".

Es por ello que cree que se trata de un problema más amplio: "Estamos intentando apelar a una política europea en este sentido".