Pablo Echenique.

Pablo Echenique. Europa Press

España

Demandan a Echenique por decir que Pilar Baeza fue condenada por asesinato tras ser violada

La familia del joven fallecido reclama 300.000 euros por intromisión ilegitima al honor.

La familia del joven asesinado en Leganés en 1985 en el crimen por el que fue condenada la candidata de Podemos en Ávila, Pilar Baeza, reclama mediante una demanda a la formación y al secretario de Acción de Gobierno de Podemos, Pablo Echenique, que les indemnicen con 300.000 euros por intromisión al honor tras decir que fue el hombre que la violó.   

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 8 de Leganés ha admitido a trámite la demanda de los familiares del fallecido, que se extiende también al secretario de Comunicación del partido, Juan Manuel del Olmo.  En un auto, fechado el 11 de junio, se acuerda admitir a trámite la demanda y que el proceso se podrá sustanciar mediante juicio ordinario.

La candidata Pilar Baeza urdió con su novio la muerte a tiros de un amigo que, según dijo ella, la había violado. Ocurrió en 1985 en Leganés (Madrid) tal y como reveló EL ESPAÑOL. 

Tras años en pequeñas plataformas ciudadanas peleando por los derechos de los vencidos, logró subir en la escala política hasta colocarse como candidata de Podemos a la alcaldía de la ciudad y no renunció a ser candidata pese a los hechos que ocurrieron en 1985, cuando fue cómplice del asesinato de Manuel López Rodríguez, un joven de 24 años de la localidad madrileña de Leganés.

Cuando se dieron a conocer los hechos, Pablo Echenique avaló a la asesina porque se tratan de algo que ocurrió hace 35 años. Además, escudó el crimen en que su compañera de partido "fue violada", pese a que en los hechos probados no quedó demostrado. 

Baeza también ha tratado de exculparse en varias ocasiones. "Hace mucho tiempo cumplí con la justicia en todos y cada uno de sus términos y digo todos, habiendo cerrado ese capítulo de mi vida sin ninguna deuda con la sociedad, capítulo que ahora se pretende utilizar, probablemente con fines políticos, de revanchismo y en un evidente afán de desacreditarme", explicó cuando se publicaron las informaciones.

Y alegó que "la joven ingenua y sin experiencia" que era ella hace 34 años "nada tiene que ver" con la persona en la que se ha convertido: "Habiendo dado sobradas cuentas de mi integridad y lucha contra las situaciones que yo considero injustas a lo largo de los años con una trayectoria personal sin reproche alguno".

Por su parte, la madre del asesinado reitera que su hijo no era un violador: "No quiero que menten la palabra violador porque no lo ha sido". El pasado mes de marzo afirmaba en Cuatro al Día que: "Cuánto me gustaría que ella me dijera que era mentira todo. Todos hablaban de mi hijo como El violador de Leganés".