Ángel Gabilondo, candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid,  con Feanco detrás el domingo.

Ángel Gabilondo, candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, con Feanco detrás el domingo. Efe

España ELECCIONES MUNICIPALES

Corazón azul, cinturón rojo: el PSOE gobernará las principales ciudades de Madrid salvo la capital

Los socialistas se imponen en la mayoría de grandes ciudades, mejoran sus márgenes y aseguran seguir optando a la Comunidad con Ciudadanos. 

La noche electoral empezó tan bien para el PSOE de Madrid que, cuando todo se torció, el chasco fue impresionante. A las 20:00, la encuesta a pie de urna de Sigma Dos para Telemadrid pronosticaba que Manuela Carmena seguiría como alcaldesa de Madrid con el apoyo del PSOE y que Ángel Gabilondo sería presidente gracias a Íñigo Errejón (Más Madrid) e Isa Serra (Unidas Podemos). La euforia se adueñó del PSOE, que creía que volvería al Gobierno de la Comunidad 24 años después y que la derecha no reconquistaría la alcaldía de Madrid. 

Todo se esfumó a medida que avanzó el escrutinio y la sensación en el PSOE-M fue muy agridulce. José Manuel Franco, líder del partido en la comunidad y diputado en el Congreso, compareció tratando de poner buena cara. A Pepu Hernández, apuesta personal de Pedro Sánchez para la alcaldía, ni siquiera le salió. Baja un concejal y más de un punto respecto a la marca de Antonio Miguel Carmona, de por sí mala. Gabilondo tiró de su templanza y habló un poco más en la noche electoral. Madrid se había escapado. Una vez más. 

Pero Madrid es mucho más que la capital y el Gobierno de la Comunidad, que indudablemente constituyen las joyas de la corona. En el resto de grandes ciudades, el PSOE mejoró sus resultados. 

Madrid vuelve a tener un cinturón rojo y el PSOE mejora sus resultados en todas las grandes ciudades que superan los 100.000 habitantes en la Comunidad menos en una, en Torrejón de Ardoz, donde ya no gobernaba.

El PSOE afianza en Móstoles, Alcalá de Henares, Leganés, Getafe, donde ya gobierna, y mejora su resultado en Alcobendas. En Fuenlabrada, la victoria es histórica. Ya gobernaba, pero ahora lo hará con mayoría absoluta. Además, si pacta con sus socios naturales de izquierdas, arrebatará al PP Alcorcón y Parla. 

"Gobernaremos en la mayoría de municipios más poblados, hemos logrado la mayoría absoluta en 25, sumamos 120 concejales más que en 2015", relatan desde el PSOE-M, donde no tiran la toalla respecto a la Comunidad de Madrid. 

"La candidatura de Ángel Gabilondo es la más votada por las madrileñas y madrileños. Como partido más votado, el PSOE-M no renuncia a intentar que haya un cambio de gobierno efectivo en la comunidad de Madrid y que Ángel Gabilondo sea el presidente, porque así lo ha manifestado en las urnas la ciudadanía". Por eso el partido ha iniciado una ronda de consultas con los partidos. "Nosotros no excluimos a nadie", advierten. "Si Ciudadanos prefiere, gobernará junto a la extrema derecha, pero deberá dar las  oportunas explicaciones a todos los ciudadanos", advierten.

Desde Ferraz, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, rechazó pedir responsabilidades al PSOE-M por el fiasco en la capital y la dificultad para gobernar la región. "Los compañeros de la Federación Socialista de Madrid tienen todo el apoyo", dijo Ábalos, transmitiendo la "felicitación por el enorme trabajo que han hecho", movilizándose "bastante más que en otras ocasiones". "Lo único que puede constar es nuestro respaldo y nuestro agradecimiento", según él.