La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la presentación de los Presupuestos en el Congreso, este lunes.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la presentación de los Presupuestos en el Congreso, este lunes. Juan Medina Thomson Reuters

España PRESUPUESTOS

El Gobierno invertirá 2.251 millones en Cataluña y abre la puerta a que supere lo previsto en el Estatut

Cataluña recibirá el 18,5% de la inversión del Estado en 2019, según ha anunciado en una rueda de prensa la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. En total, serán 2.252 millones de euros, una cifra con la que el Gobierno asegura cumplir con el Estatuto de Autonomía que en una disposición adicional indica que la inversión deberá ser similar a lo que representa Cataluña en el conjunto del PIB nacional. "Se cumple con el Estatuto de Autonomía", ha dicho este lunes la ministra en una rueda de prensa en el Congreso. 

Según ha explicado Montero, en esa cifra se incluyen 200 millones de euros que el Estado tenía pendientes de abonar para cumplir un fallo del Tribunal Supremo de 2017 sobre esa misma disposición adicional. 

Sin embargo, descontados esos 200 millones, la inversión sería del 16,8%, lejos del 19,2%, que según el dato de 2017 es el peso de Cataluña en el PIB del conjunto de España. Montero ha defendido su cifra de inversión total (18,5%) ya que esos 200 millones podrían haberse incluido como inversión del Estado, pero en el marco del diálogo con la Generalitat se ha decidido transferirlas al Ejecutivo autonómico para que sea éste quien las gestione, según ella. 

Cifra muy superior a la de Rajoy

En cualquier caso, la cifra ya es considerablemente superior a la consagrada en los Presupuestos de 2018, hechos por el PP, en los que figuraban 1.349 millones de inversión territorializada para Cataluña, un 13% del total.

La ministra Montero ha asegurado además que "18,5 o 19 son cifras similares", en referencia a las décimas que, utilizando la metodología gubernamental, faltaría para ajustarse al PIB catalán. También ha advertido de que "una vez que se inicia la tramitación" es posible que esas cifras "se modifiquen" en pos de un acuerdo. 

"Estos presupuestos son una propuesta", ha recalcado. "¿Hay posibilidades de mejora en la tramitación parlamentaria? Seguro", ha dicho, recordando que así ha pasado en otros ejercicios con el PNV. Es decir, que si el Gobierno ya cumple con el Estatut, el voto a favor de ERC y PDeCAT podría hacer que la inversión en Cataluña fuese muy superior y desbordase la previsión del Estatut. 

Contra el "Estado mínimo"

En su profusa exposición inicial, apenas sin cifras, Montero cargó contra "las formaciones políticas de derechas" que quieren reducir el gasto social y lograr un "Estado mínimo" y las acusó de no estar "atendiendo a la vocación constitucional" que consagra un "colchón de seguridad" para los más desfavorecidos. 

Según Montero, estas son unas "cuentas feministas" que tienen unas "gafas violetas". A ellos se les ha aplicado una "importante política de género transversal" por motivos de "justicia social" y para lograr una economía más productiva. 

Montero ha destacado que los Presupuestos consagran las "cifras presupuestarias más altas de la historia" para pensiones, dependencia, becas, lucha contra la violencia de género y contra la pobreza infantil.