España

Agreden a puñetazos e increpan a periodistas en las calles de Barcelona

Los Comités de Defensa de la República (CDR) han agredido al periodista de Cake Minuesa mientras éste cubría las movilizaciones del 21-D en Barcelona. Uno de los radicales le propinó un puñetazo al reportero de Intereconomía.

"Esta señora dice que es un montaje", comentaba Minuesa con sangre en la nariz y en el pañuelo con el que se limpiaba, bromeando con que se tratara de ketchup. "Me llaman hijo de puta", contaba.

"¿Esta era la revolución de las sonrisas? Ya vemos que la instigación de Torra para que los CDR aprieten acaba en puñetazos a periodistas. Hay que ilegalizar esta kale borroka independentista, y romper el diálogo vergonzante con quien les jalea", ha afirmado Pablo Casado en Twitter, que manifestaba su solidaridad con el periodista.



No ha sido el único incidente que han vivido los periodistas desplazados allí. Horas antes un equipo de Antena 3 fue increpado por las personas que se manifestaban en las calles: "Decid la verdad", decía uno de los manifestantes.

Durante la mañana del viernes los CDR han cruzado contenedores y los han rodeado de vallas para entorpecer el paso de la policía en la avenida Paralelo de Barcelona, tras las cargas de los Mossos d'Esquadra en esta zona, uno de los puntos con mayor tensión en el dispositivo del 21D.

Los Mossos han cargado hacia las 09.40 contra un grupo de encapuchados que les habían arrojado vallas y otro tipo de objetos en la avenida Paralelo, después de que los CDR hayan reculado de la zona de Drassanes ante la imposibilidad de llegar hasta la Llotja de Mar, donde se celebra la reunión del Consejo de Ministros que aprobará, entre otras, la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) hasta los 900 euros.

Tras las cargas policiales, los CDR han cruzado contenedores en la avenida Paralelo y los han rodeado de las vallas que formaban parte del dispositivo policial y de tráfico, con el objetivo de dificultar el paso de los Mossos.

Además, también han tirado pintura blanca contra los agentes y en el suelo.

Los Mossos han pedido a través de las redes sociales a los ciudadanos que no se acerquen a la zona y que respeten las indicaciones policiales.