El ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos. Efe

España POLÍTICA SOCIAL

Ábalos plantea un pacto de Estado para garantizar la igualdad en el acceso a la vivienda

El trabajo del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y su equipo empieza a dar sus frutos. Así, este miércoles el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba en el Congreso de los Diputados que la nueva Ley de Vivienda "pondrá fin a la venta de vivienda pública a los fondos buitre". Un relevante anuncio que parecía difuminarse por otras polémicas y que se enmarca en la propuesta de un pacto de Estado sobre vivienda que garantice el acceso de todos los españoles, vivan donde vivan. 

Fuentes consultadas por EL ESPAÑOL explican que, entre otras cosas, el Gobierno abogará por la regulación de patrimonios públicos de vivienda y creará otras 20.000 viviendas de alquiler público. El objetivo general es blindar la función social de la vivienda que consagra la Constitución. Todo un reto en el que, como anunciaba el propio Ábalos hace unos días, está trabajando un grupo interministerial del Ejecutivo de PSOE

No por casualidad, el propio Sánchez decía este miércoles en el Parlamento que la nueva legislación responderá a "la función social de la vivienda, configurando la vivienda social como servicio público para garantizar la igualdad de los españoles en su ejercicio de acceso a la vivienda en todo el territorio nacional". Entre las medidas estará, como se ha dicho, prohibir la venta de inmuebles públicos a fondos buitres

Ábalos explica el pacto alcanzado con los taxistas

En busca de un pacto de Estado...con medidas innovadoras

Para el presidente del Gobierno, y para el resto del Gabinete, la nueva legislación de vivienda es una prioridad. Prueba de ello es que Sánchez reclamaba este mismo miércoles, ya por la tarde, que los grupos parlamentarios se sumen a un gran acuerdo para la Ley de Vivienda

En un post publicado en su cuenta de Facebook, el jefe del Ejecutivo explicaba que la nueva legislación incluirá también una ampliación a 5 años de los contratos de alquiler y de sus prórrogas, que ahora tienen una duración de 3 años. Asimismo, destacaba que habrá "un plan de choque viviendas en alquiler para incrementar la oferta y bajar así la presión sobre los precios". 

Las comunidades no lo ponen fácil

Sánchez también avanzaba una "mejora del régimen fiscal para estimular la oferta y la moderación de precios", una "revisión de los programas de ayudas a los jóvenes" o una "regulación del alquiler turístico". Se trata, en suma, de un potente paquete de medidas, impulsado por Fomento, para cambiar el panorama de la vivienda en España. 

Dicha tarea no es sencilla, incluso parece titánica teniendo en cuenta tanto los millonarios intereses en juego como las diferentes legislaciones de las respectivas comunidades autónomas. Desde el Ministerio de Fomento que dirige Ábalos remarcan a este diario que no van a tirar la toalla en el intento de convencer a otras formaciones políticas. Sin ir más lejos, también este miércoles Pablo Iglesias, líder de Podemos, mostraba su disposición a llegar a un acuerdo en esta materia tan sensible. 

"Nosotros votamos a favor de su candidatura para ser presidente del Gobierno para poder intervenir sobre estas cosas", afirmaba Iglesias, quien enumeraba algunas "propuestas" para que los grupos parlamentarios del PSOE y de Unidos Podemos puedan llegar a un acuerdo sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2019. El pacto es complejo pero está más cerca, sobre todo gracias a las propuestas que ultima el citado grupo interministerial, liderado por Fomento