Carmen Calvo, este lunes en el Ayuntamiento de Córdoba.

Carmen Calvo, este lunes en el Ayuntamiento de Córdoba. Pool Moncloa/JM Cuadrado

España AVIONES OFICIALES

Calvo sugiere elitismo en los que critican el viaje de Sánchez al FIB: "¿Es menos que una ópera?"

El Gobierno ha pasado de asegurar que la presencia de Pedro Sánchez en un concierto de The Killers en Benicassim (Castellón), al que acudió el viernes en avión oficial, fue el colofón privado a una tarde de trabajo institucional a defender que el Festival Internacional de Benicassim (FIB) formaba parte de su agenda oficial y que las críticas responden a un cierto elitismo.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, se ha referido este lunes a la visita de Sánchez a Castellón, donde llegó en un avión del Ejército que utiliza para desplazamientos oficiales. El PP y Ciudadanos aseguran que las dos reuniones que mantuvo en Castellón fueron una excusa para volar en avión oficial al FIB, al que ha acudido en otras ediciones, pero no como presidente del Gobierno sino a título personal. 

Carmen Calvo justifica que el jefe del Ejecutivo tuvo “agenda institucional todo el día" en Castellón

Las dos citas previas fueron una recepción de 15 minutos en el Ayuntamiento de Castellón, en la que participó la alcaldesa, Amparo Marco, y un "encuentro informal" de menos de una hora con Ximo Puig, president de la Generalitat valenciana, anunciado por Sánchez el martes pasado. Ninguno de ellos figuraba en la agenda remitida semanal y diariamente a los medios de comunicación. 

"No hacemos excusas sino visitas oficiales"

"Los cargos públicos, empezando por el presidente y terminando por el último, no hacemos excusas sino visitas oficiales", ha dicho Calvo al ser preguntada por el escaso peso y contenido político de dos citas institucionales que encajan poco en los dos meses de actividades de Sánchez desde que llegó a la presidencia. 

"El presidente tuvo agenda institucional todo el día. Por la noche fue al FIB, como si se hubiese sentado en un teatro. ¿Qué tiene menos esa música y esos miles de ciudadanos y de ciudadanas que están allí que los que hubiera en un teatro o viendo una ópera?", se preguntó. 

Para Calvo, la polémica es "incomprensible". "Estuvo de agenda oficial todo el día y por la noche se acercó a un evento cultural. Es decir, tuvo agenda de cultura por la noche", según ella. "Estas son estas cosas que ocurren y que nadie se las puede explicar que ocurran", se extrañó. 

Sin embargo, las reuniones con los presidentes autonómicos están siguiendo hasta ahora un orden extremadamente protocolario, el de la aprobación de sus estatutos de autonomía desde la Transición. Así se hizo para no recibir en primer lugar al catalán Quim Torra.

Todas son en Moncloa y hasta ahora se han celebrado cuatro, con Iñigo Urkullu (País Vasco), Torra, Alberto Núñez Feijóo (Galicia) y este mismo lunes con Susana Díaz (Andalucía). Todas en Moncloa y con una cargada agenda que contrasta mucho con el "encuentro informal" y fuera de agenda que mantuvo con Puig. 

Críticas del PP, Cs y Compromís

Las críticas no se han hecho esperar. "Si irse de festival es agenda cultural, entonces irse de tapas es agenda gastronómica", dijo Albert Rivera, líder de Ciudadanos, que ha presentado una batería de preguntas en el Congreso. Con ellas se quiere aclarar el coste, el combustible y huella de carbono del viaje o los motivos de la visita a Castellón. 

También el PP ha criticado el viaje. El senador de Compromís Carles Mulet ha presentado por su parte su propia lista de preguntas parlamentarias, en este caso en la Cámara Alta. Mulet quiere saber si fue "ejemplar" el uso del avión privado "pagado por todos los contribuyentes para irse al festival" en plena temporada de huelgas de trabajadores de los aeropuertos de España por su precaria situación laboral, informa EFE.