Reunión entre Pedro Sánchez y Susana Díaz, este lunes.

Reunión entre Pedro Sánchez y Susana Díaz, este lunes. Juan Carlos Hidalgo Agencia EFE

España

Susana Díaz arremete contra Casado por "tirarse al monte" y querer "quitar a Andalucía 350 millones"

  • La presidenta de la Junta sale satisfecha de la Moncloa tras su primera reunión con Sánchez como presidente del Gobierno. 
  • Abona el camino elecciones anticipadas en Andalucía comenzando a culpar a otros partidos de hacer "ruido" en interés propio. 
  •  

Susana Díaz ha encontrado en Pablo Casado un nuevo rival con el que medirse. Tras la primera reunión de la presidenta de Andalucía con Pedro Sánchez desde que es presidente del Gobierno, Díaz ha arremetido contra el nuevo líder del PP.

"Todavía no llegado ni a su despacho en Génova y ya nos ha amenazado a Andalucía con quitarnos 350 millones de euros", ha lamentado. Es "el PP en Estado puro" y ella confía en que "no se tire al monte" para desgastar al Gobierno del PSOE.

Las palabras de Díaz se refieren a la flexibilización de los objetivos de déficit para las comunidades autónomas, que se derivan de las cinco décimas del PIB que la Comisión Europea ha autorizado al Gobierno desde que Sánchez llegó al poder. Sánchez anunció la semana pasada que dos de esas décimas se traducirían en 2.400 millones para las comunidades autónomas, que en su mayoría llevan años reclamando un nuevo modelo de financiación. 

Diaz celebra el compromiso de Sánchez en materia de inversiones

Pero sin el PP, esos 2.400 millones, de los cuales 350 millones irían para Andalucía, según los cálculos de la Junta, no llegarán nunca y se mantendrá la actual senda de déficit, mucho más estricta. Depende de una votación en el Congreso y en el Senado, cámara esta última en la que el PP tiene mayoría absoluta. 

"Quiero confiar en que no se van a tirar al monte, en que no se van a radicalizar y que van a poner por delante los intereses de España frente a los suyos electorales", ha dicho Díaz. 

Abona el terreno a elecciones

Díaz no aterrizó en Madrid, ya que se encargó de aclarar que siempre viaja en AVE a la capital cuando fue preguntada por el vuelo de Sánchez a Castellón, que incluyó un concierto de The Killers en el Festival Internacional de Benicassim (FIB). Pero su llegada ha estado marcada por el mar de fondo de un posible adelanto electoral al otoño. Las elecciones andaluzas tocan en marzo de 2019 pero la presidenta valora qué hacer. 

Al ser preguntada, ha recordado que un adelanto no depende sólo de ella y que otros partidos están "en este lío", "haciendo ruido" y "preocupados por su futuro" más que por el de Andalucía.

"No depende sólo de mí. Y los demás parece que están en otra cosa", ha dicho, en lo que muchos ven como una antesala de una convocatoria en septiembre para que las nuevas elecciones se celebren a finales de octubre.

Otros acuerdos

La presidenta de la Junta ha asegurado que ha llegado a numerosos acuerdos con Sánchez, comenzando por el "oxígeno" financiero que supondrán los 350 millones más otros 150 de entrega de liquidaciones a cuenta, que suman en total 500 millones.

La cifra está muy lejos de los 4.000 millones que reclama la Junta dentro del nuevo modelo de financiación autonómica que Sánchez ya ha renunciado a aprobar en esta legislatura, pero Díaz se conforma porque, en paralelo, se han abierto contactos para que las prioridades de Andalucía estén sobre la mesa en ese y otros ámbitos.

Otro de los acuerdos es la creación de un nuevo Plan de Empleo que se incluirá en los Presupuestos de 2019 y que Andalucía llevaba tiempo reclamando, la finalización del AVE a Granada o la construcción de nuevos buques y barcos en los astilleros andaluces.