Luis Planas durante la jura del cargo.

Luis Planas durante la jura del cargo.

España

El PP pide la dimisión de Planas por estar imputado por un caso de robo de agua en Doñana

Ha asegurado que no conoció ni tuvo "implicación" en el caso y que confía en su desimputación.

El portavoz adjunto del PP en el Congreso Teodoro García Egea ha pedido hoy la dimisión del ministro de Agricultura, Luis Planas, procesado en una causa sobre el robo de agua en Doñana, y, si no lo hace, ha recalcado, "tendrá que hacerlo Pedro Sánchez".

García Egea ha recordado al hilo de la situación judicial de Planas un tuit de hace tiempo de Pedro Sánchez en el que aseguraba que si llegaba a ser presidente no abriría los despachos ministeriales a imputados.

El Juzgado de Instrucción 2 de La Palma del Condado (Huelva) ordenó el pasado mes de julio el procesamiento de los exalcaldes de Almonte Francisco Bella (PSOE) y José Antonio Domínguez (PP) y de 12 empresarios, administradores de seis empresas agrícolas, por un delito de los recursos naturales y el medio ambiente en Doñana.

También procesó por el mismo delito a María Isabel Salinas y Judit Anda, ex secretarias generales de Agricultura, y a Luis Planas, exconsejero de Agricultura de la Junta de Andalucía.

El PP pide la dimisión de Planas

Por eso, el PP le ha reclamado su dimisión o, en caso contrario, la del propio presidente del Gobierno, a quien también ha pedido explicaciones porque "puede haber falsificado" su currículum, según una información de OK diario, en la que se afirma haberse atribuido ser jefe de gabinete en la ONU "cuando no lo era".

En la página web de La Moncloa "ya no aparece, pero sí en fichas anteriores", ha asegurado el portavoz adjunto popular en una rueda de prensa en el Congreso para demandar todas esas explicaciones porque Sánchez ha sido "implacable" con casos similares.

Pedro Sánchez inició una "caza de brujas" contra el PP y ahora que es él quien tiene que dar cuenta de todo esto "esconde el bulto", se ha quejado.

Las acusaciones, ha señalado, son lo "suficientemente graves" como para que el presidente "dé la cara", ha insistido García Egea, que ha recordado que la "moción de censura" de Sánchez escondía "más sorpresas" que la condena por fraude fiscal al ya exministro Màxim Huerta.

Para el dirigente popular, Planas tiene que dimitir, como hizo ayer Huerta, aunque para el PP, según ha defendido él mismo, un político no debe hacerlo hasta que no haya apertura de juicio oral. Y lo cree así, según ha justificado, porque muchas imputaciones que han tenido cargos del PP, promovidas a veces por el PSOE -ha dicho- han terminado siendo archivadas.

Una respuesta que ha dado al ser preguntado por la situación de Ana Mato, condenada por lucrarse de la trama Gürtel, y Gabriel Amat, presidente del PP de Almería e investigado por un presunto delito a la Hacienda pública.

Se ha limitado a responder que Mato solo es militante del PP y que no se trata de una condena penal.

Luis Planas confía en su "desimputación"

Por su parte,  Luis Planas ha asegurado que no conoció ni tuvo "implicación" en el caso de unas captaciones ilegales de agua en el entorno de Doñana, concretamente en la finca Matalagrama de Almonte (Huelva) alrededor del año 2015.

"Ya di mi versión, y ni yo era competente, ni he tenido intervención alguna ni tenía conocimiento", ha dicho, al tiempo que ha afirmado que confía "plenamente" en que el proceso judicial termine con su desimputación.

El ministro ha hecho estas declaraciones en la sede del Ministerio de Agricultura, donde ha reunido a los consejeros autonómicos del ramo para hablar de agricultura y pesca. Así, ha sido preguntado por las informaciones que adelanta ese jueves El País sobre una previsible desimputación del ministro en el caso de robo de agua en Doñana.

Dichas informaciones apuntan que el titular de Agricultura figura desde 2016 como investigado en una causa sobre el robo de agua en Doñana. La juez instructora encargada del caso le acusa de un delito medioambiental por haber consentido supuestamente las captaciones de agua ilegales cuando fue consejero de Agricultura en Andalucía, entre 2012 y 2013. Sin embargo, la Fiscalía de Medio Ambiente de Huelva, que prepara ya el escrito en el que se desimputa al ministro por no aprecia delito en su actuación.

Planas ha comentado que se ha enterado de esto a través de la prensa y que lo que se reproduce en las informaciones publicadas es "absolutamente fidedigno". A esto, ha añadido que él "no estaba en la Consejería" cuando se produjeron los hechos delictivos y ha explicado que en los años 90 la Junta "transfirió" al Ayuntamiento de Almonte, que hizo a su vez otra a unos agricultores. "Ha habido al parecer unos expedientes en relación con riesgos sin autorización", ha dicho.

A pesar de todo, Planas ha insistido en que no hay "absolutamente ningún problema" con el tema, puesto que la Fiscalía "ha dicho por escrito" que él no conocía los hechos ni tuvo intervención alguna. Así las cosas, confía "plenamente" en que el proceso judicial se resuelva y el ministerio fiscal emita el escrito en el que se procede a su desimputación en el caso.