Mariano Rajoy y Francisco Camps en un mitin del PP celebrado en Valencia.

Mariano Rajoy y Francisco Camps en un mitin del PP celebrado en Valencia. EFE.

España OPERACIÓN ERIAL

Los 17 casos de corrupción que han hundido al PP en Valencia

La detención del ex ministro de Trabajo y ex presidente valenciano Eduardo Zaplana en el marco de la operación Erial es la última cuenta de un rosario de corrupciones lo suficientemente larga como para haber convertido a la Comunidad Valenciana, en el imaginario colectivo, en algo así como un vergel de villanías vinculadas a los gobiernos del PP y sus más destacados representantes públicos.

Aunque la profundidad de la sentina recomienda no jugársela a que la caída del Campeón -así le llamaban propios y ajenos desde que Julio Iglesias le puso sin querer el apodo tras ser contratado como embajador de la Comunidad Valenciana- será la última, se podría decir que la detención de Zaplana cierra el círculo de la corrupción: con su victoria electoral en 1994 -Rita Barberá se aupó a la alcaldía de Valencia un año antes- el PP inició dos décadas de hegemonía absoluta que demasiados confundieron con impunidad.

Nada más conocerse el arresto, la presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, pidó a Génova la expulsión de Zaplana.

Zaplana, un político bajo sospecha

Es difícil elaborar un inventario lineal de la corrupción en Valencia porque unos casos se superponen a otros y porque los tiempos y modos de la Justicia, con su esgrima de recursos en instancias superiores, complican la ordenación del aluvión de causas abiertas o cerradas.

Caso erial: es el que ha provocado este martes la detención de Zaplana. Se investiga el cobro de contratos por adjudicaciones públicas durante la época en que fue presidente de la Comunidad Valenciana (94-03).

Caso Terra Mítica: Dos exdirectivos del parque de atracciones y otras veinte personas fueron condenadas por un trama de facturas falsas por trabajos no realizados en el parque de atracciones.

Caso Gürtel: Auténtica matrioska de la corrupción. Aquí confluyen varias investigaciones vinculadas a las trapacerías de la banda de Correa y El Bigotes. La trinidad de la corrupción -contratos a dedo, comisiones y regalos, y blanqueo- ‘se ha llevado por delante’ a varios consejeros de Francisco Camps (Juan Cotino, Vicente Rambla, Milagrosa Martínez, Víctor Campos…) y a otros tantos de sus subordinados en el PP.

Caso trajes: Camps, "un buen tipo", que dice Arcadi, fue absuelto pero en la misma causa, por los mismos hechos, fueron condenados otros ex consejeros y secretario autonómicos suyos.

Caso Fitur: Adjudicación del stand de la Comunidad Valenciana con sobreprecio; en medio cohechos varios y presumibles mordidas.

Caso financiación del PP: Contratos públicos a dedo y trabajos fantasma para justificar y ocultar la financiación irregular del PP.

Caso visita del Papa: En 2006 Benedicto XVI fue a Valencia y en la preparación (contratación de pantallas, mingitorios, seguridad…) hubo ‘pastuqui para todos’, que dijo Francis Correa. RTVV y varias consejerías se vieron implicadas.

Caso Fórmula 1: Contratación de la F1 y su carpintería de gradas y circuitos’ de manera presuntamente irregular, con sobreprecios y desvío de fondos públicos. Camps, la ex consejera Lola Johnson y Jorge Martínez Aspar están bajo investigación.

Caso Brugal: El constructor Enrique Ortiz y la ex alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, hicieron su particular agosto a base de modificar a conveniencia y sin demasiados escrúpulos el urbanismo de la ciudad. En el ajo el ex vicepresidente de la Generalitat Joaquín Pitu Ripoll.

Caso Emarsa y caso Imelsa: Alfonso Rus y sus hombres en la Diputación de Valencia están siendo investigados por dar contratos públicos a cambio de comisiones. Se valían de las empresas que gestionaban los residuos y el cuidado de los bosques.

Caso fuego: Se investiga a Serafín Castellano, ex consejero con Zaplana y con Camps, y secretario general del PP, por irregularidades varias (presuntos cohechos y comisiones) en la contratación de los aviones de extinción de incendios.

Caso pitufeo: Blanqueo de dinero al menudeo para financiar las campañas de Rita Barberá.

Caso Nóos: El yerno del Rey Emérito también vendió a Valencia sus servicios en forma de simposios, los Valencia Summit.

Caso Carlos Fabra: No es un caso, sino varios. El ex presidente de la Diputación de Castellón fue condenado a cuatro años por fraude fiscal y ha estado y está en medio de varias investigaciones: tráfico de influencias para acelerar los permisos para comercializar un producto fitosanitario, cohecho por la esponsorización de Aerocas, delito societario…

Caso cooperación: El ex consejero de Solidaridad Rafael Blasco está cumpliendo cárcel por el desvío de dinero de las ayudas al Tercer Mundo. También se le investiga por el desvío de dinero de las partidas destinadas a ONG.

Caso IVAM: Un juzgado investiga la compra de obras de arte falsas en el Museo Valenciano de Arte Moderno. También se investiga si la ex directora Consuelo Ciscar cargó al museo obras particulares.