Tomás Serrano

España PRISIÓN PERMANENTE

La izquierda y los nacionalistas imponen la derogación de la prisión permanente revisable

PP y Cs se quedan solos en su intento de que el PSOE recapacitara y cambiara su postura para evitar la derogación de la prisión permanente revisable.

Daniel Basteiro Ana I. Gracia

Con los votos de PSOE, Unidos Podemos, PNV, PDeCat, ERC y Bildu, el Congreso de los Diputados ha optado por mantener abierto el camino de la derogación de la prisión permanente revisable, hoy en vigor en el Código Penal para ocho supuestos delitos de carácter gravísimo. 

El portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, ha defendido este jueves en el Congreso de los Diputados la prisión permanente revisable. Ante familiares de Mari Luz Cortés, Diana Quer, Sandra Palo, Marta del Castillo y Jeremy Vargas, niños o jóvenes brutalmente asesinados, Girauta ha asegurado que el sistema penal "necesita una reflexión" porque "la reincidencia es demasiado habitual".

Lo que se debate y vota este jueves en el Congreso no es si se deroga la prisión permanente. La cámara baja se pronuncia sobre las enmiendas de la totalidad de Ciudadanos y el PP a la derogación, pero la mayoría de la cámara, con PSOE, Unidos Podemos y nacionalistas, ya ha avanzado que se opondrá. Después, el procedimiento seguirá en comisión parlamentaria antes de que, dentro de varios meses, se decida sobre la derogación definitiva. 

Padres de víctimas de asesinato llegan al Congreso

Pero la violente muerte de Gabriel Cruz en Almería ha devuelto la actualidad al procedimiento, Girauta ha pedido al PSOE en varias ocasiones una abstención y que evite la tentación de "derogar en caliente".

Según él, el principio de reinserción, "constitucional, loable, de civilización", no funciona mientras que se impone proteger otros derechos, como "proteger a la sociedad, proteger a las personas", ha dicho. 

"Es que las vidas que se salvan no están a la vista", ha dicho. "No se puede legislar en caliente. Tampoco hay que dejar que las cosas se pudran", ha advertido. "En Cs defendemos la necesidad de que se garantice el cumplimiento integro y al menos nos acerquemos al cumplimiento efectivo". 

Este trámite de derogación se lleva a cabo mientras el Tribunal Constitucional tiene sobre su mesa el recurso de anticonstitucionalidad presentado por el PSOE. Para Cs, como para el PP, lo sensato es esperar a que el Constitucional falle y aceptar su criterio.

El PP se refugia en las víctimas

El Partido Popular también ha aprovechado su turno para pedir al PSOE que recapacite su postura. "No miren al PP, miren a España. Este es el Parlamento de España. La sociedad española nos están reclamando mayor protección frente a crímenes". El diputado José Antonio Bermúdez de Castro defendió a ultranza la postura de no revisar la prisión permanente revisable. O al menos esperar hasta que el Tribunal Constitucional se pronuncie.

El parlamentario conservador recordó que es "por justicia", no por venganza, por lo que piden que siga vigente la prisión permanente revisable. "Queremos proteger a los más vulnerables frente a los crímenes más deleznables, algunos de los cuales han vuelto a sacudir estos días nuestras conciencias". Bermúdez de Castro subió a la tribuna para defender, en nombre del PP, "que no deroguen la prisión permanente revisable. Y en esta causa no estamos solos".

Antes de concluir y volver a insistir en que la prisión permanente revisable es una pena "justa y proporcionada" para los delitos "más atroces, los que merecen el mayor reproche penal". Por eso miró hacia arriba, hacia la tribuna, donde se acumulaban familiares de víctimas, y pidió al resto de partidos políticos: "Cuando suban a este estrado e intenten justificar su posición no me contesten solo a mí. Miren también a la tribuna y convencerles también a ellos".