La viuda de José Luis Iranzo, Eva Febrero, durante su discurso en el ministerio de Agricultura.

La viuda de José Luis Iranzo, Eva Febrero, durante su discurso en el ministerio de Agricultura. COAG

Política TRES MESES DESPUÉS DEL TRIPLE CRIMEN

La viuda del ganadero asesinado en Teruel también pide prisión permanente revisable para Igor el Ruso

Eva Febrero cierra un homenaje en Madrid a su marido fallecido y pide, delante de la ministra Isabel García Tejerina, que Norbert Feher "viva el resto de su vida sin luz".

La viuda del ganadero asesinado en Teruel también ha pedido la prisión permanente para el asesino confeso de su marido, Norbert Feher, un exmilitar serbio que encontró refugio en los desérticos campos del Bajo Aragón tras matar a otras dos personas en Italia y conseguir huir. Eva Febrero ha clausurado este miércoles en Madrid un homenaje a su esposo fallecido, José Luis Iranzo. En su intervención, ha pedido un día antes de que el Congreso de los Diputados debata sobre la conveniencia de eliminar la prisión permanente revisable que Igor el Ruso, que "destrozó la preciosa familia que teníamos", viva "el resto de su vida sin luz. Sin la suya propia, sin la luz de los demás y, por supuesto, sin la luz del sol. Para que no vuelva a hacer más daño. ¿Qué mayor castigo puede haber en la vida que vivir sin luz?".

Han pasado exactamente tres meses desde que Norbert Feher asesinara a sangre fría a dos guardias civiles y a un ganadero en el municipio turolense de Andorra. Este miércoles lluvioso, el mundo rural se ha concentrado en Madrid para homenajear a José Luis Iranzo. Decenas de compañeros, políticos y familiares quisieron rendirle tributo, impulsado por la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, una asociación de la que el fallecido formaba parte. Querían recordar la figura y el legado de "un guerrero sensato", "un espartano", un hombre comprometido con su tierra que peleaba cada día porque el mundo rural nunca se muera. Y llenaron hasta la bandera el Ministerio de Agricultura.

El discurso más esperado era casi el último, el de la viuda del fallecido. Eva Febrero narró con un amor incondicional y una entereza admirable cómo era su esposo, "porque con José Luis aprendí a sonreírle a la vida y supe lo que es el amor por encima de todo". Y habló de lo difícil que resulta vivir en una zona rural como Teruel si los ciudadanos se sienten inseguros. "Lo que pasó no va a animar a la gente a tener una granja o a ir al campo de noche a regar. Lo que pasó es también una forma de destruir al medio rural".

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, quiso dedicar parte de su intervención al hijo del homenajeado, Aitor (4 años): "Su padre deja un legado muy importante. Ayudó a que España avanzara desde el pastoreo. Y creo que Aitor debe estar muy orgulloso de la labor que hizo. Porque su padre fue uno de esos pastores que brilló con luz propia".

La viuda de Iranzo afeó públicamente que tres meses después de aquel fatídico día en el que su vida cambió para siempre "seguimos sin saber qué se hizo para intentar evitar lo ocurrido". Lo dijo delante de políticos de todos los colores que no quisieron perderse el acto: el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde; el subdelegado del Gobierno en Teruel, José María Valero; diputados nacionales como Alberto Herrero (PP), Ignacio Urquizu (PSOE); parlamentarios regionales y hasta la alcaldesa del municipio del homenajeado, Sofía Ciércoles (IU).

Habló también de un "dispositivo erróneo" y una "investigación insuficiente". El triple asesinato estuvo precedido por un doble intento de homicidio nueve días antes, cuando Feher ya disparó a matar a dos vecinos de un pueblo cercano que salvaron la vida de milagro. "Dos intentos de asesinato con disparos de arma corta e intención de matar es algo que debió hacer saltar las alarmas en una tranquila zona rural". También el secretario general de UAGA-COAG, José Manuel Penella, pidió explicaciones: "El medio rural a veces hay vulnerabilidad y desprotección". Y pidió alto y fuerte "investigar lo que se hizo, lo que no se hizo y por qué no se hizo".

En busca de la verdad

Para Febrero, actuar diligentemente hubiera supuesto "dar información oficial clara y seguridad a la gente aquellos días que íbamos a coger olivas con las familias o a dar de comer a los corderos por la noche con nuestros hijos", añadió. "Y poner un dispositivo adecuado hubiera supuesto capturar a una persona que en varias semanas apenas se movió", continuó. Febrero trajo a Madrid el malestar de todo el Bajo Aragón. "La gente está indignada. Es una realidad que duele con locura porque hay tres muertos. El mundo rural merece un respeto".

Febrero pidió a todos los presentes que se siga investigando el paso de Feher por España para saber exactamente qué ocurrió. "Yo debo explicar todavía muchas cosas a mi hijo. Debo decirle por qué murió su padre y por qué se expuso a ese peligro. Y enseñarle que cuando uno se equivoca se deben corregir los errores". Unas horas después del terrible suceso, el propio ministro del Interior, José Ignacio Zoido, se apresuró a celebrar la "respuesta inmediata" de la Guardia Civil ante el zarpazo del asesino. También el delegado del Gobierno ha defendido desde entonces el dispositivo puesto en marcha desde que el asesino disparó por primera vez a matar.

Ejemplo para el pastor del siglo XXI

Tejerina, que usó un tono muy cariñoso en su despedida a Iranzo, recordó que "ser agricultor o ganadero no es solo un trabajo. Es una forma de vivir, y es una actividad generadora de empleo digno". Y puso como ejemplo la trayectoria de José Luis para los pastores del siglo XXI. "Su labor ha sido fundamental para el desarrollo del mundo rural y para el reconocimiento social del pastoreo. Será siempre recordado por su trabajo, que día a día desempeñaba con esfuerzo y dedicación".

Igor el ruso confiesa los asesinatos de dos guardias civiles y un ganadero

Durante el homenaje, hubo tiempo también de debatir sobre el futuro del mundo rural, cada vez más castigado. El coordinador estatal de Juventudes Agrarias de COAG, Marcos Garcés, reconocía que "a José Luis lo mató la despoblación". Porque es en las zonas menos pobladas donde "más brechas hay". Para poner en valor la figura del pastor de los nuevos tiempos que representaba Iranzo, la jornada también recogió un debate para intentar la supervivencia del pastor del siglo XXI.