En 2015, Gabilondo (en la imagen con Sánchez) sacó en la capital casi 170.000 votos más que Carmona.

En 2015, Gabilondo (en la imagen con Sánchez) sacó en la capital casi 170.000 votos más que Carmona. Efe

España ELECCIONES 2019

Una reunión privada de Sánchez con Gabilondo apunta a que es su candidato a alcalde de Madrid

Ferraz recuerda que el consistorio es más simbólico y estratégico que la Comunidad y que el catedrático tiene inmejorables credenciales, incluso contra Carmena. 

Ángel Gabilondo, actual portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, es ya el favorito para convertirse en candidato a la alcaldía de la capital en las elecciones que se celebrarán en primavera del año que viene. 

Según varias fuentes socialistas, Pedro Sánchez ya ha comenzado a trabajar en las candidaturas clave y valora seriamente la posibilidad de que el catedrático de Metafísica sea el cabeza de cartel municipal en Madrid. Los argumentos a favor son sus buenos resultados en la Comunidad en 2015, la gran importancia y simbolismo del consistorio madrileño y la gestión municipal de Ahora Madrid durante esta legislatura. 

Sánchez se ha reunido muy recientemente con Gabilondo para analizar la situación política y los diferentes escenarios, según han confirmado fuentes de Ferraz a EL ESPAÑOL. El encuentro se produjo a sabiendas de que la intención de portavoz autonómico es repetir para medirse de nuevo con Cristina Cifuentes y dar continuidad y coherencia a su trabajo de estos años.

Su cita tuvo una duración muy extensa y ambos trataron de que pasase desapercibida internamente y no llegase a los medios de comunicación. 

"Aunque la Comunidad sea muy relevante, Pedro conoce la enorme proyección que tiene el Ayuntamiento, que estratégicamente es más importante. Gabilondo es un excelente candidato y podría funcionar con la lógica del ticket", es decir, como una candidatura conjunta en la que él fuese el cabeza de cartel y arrastrase votos también en favor del candidato autonómico, explican fuentes del entorno de Sánchez. 

La incógnita de Carmena

Sin embargo, la continuidad de Manuela Carmena, todavía una incógnita, mantiene en suspenso la decisión. "Si Carmena no se presenta, Ángel tendría al alcance de la mano ser alcalde de Madrid y es una oportunidad que no podemos permitirnos desaprovechar", explican las mismas fuentes.

Hace tiempo que la alcaldesa, que acabará su mandato con 75 años, no se pronuncia sobre su futuro. En los primeros compases de legislatura anunció que no optaría a un segundo mandato. Desde entonces, los partidos integrantes de Ahora Madrid tratan de convencerla para que reconsidere su negativa al tiempo que Podemos se prepara para lanzar a Íñigo Errejón, el antiguo número dos, a la Comunidad. 

Pero Ferraz valora también impulsar al exministro contra la alcaldesa. Aunque Carmena siga siendo un buen cartel, no goza del aura novedosa de 2015, entre otras cosas por su gestión y la muy erosionada imagen de su equipo.

Consultado por este periódico, el equipo de Gabilondo decidió no pronunciarse al respecto. Recientemente, el portavoz en la Comunidad ha insistido en que prefiere permanecer en el ámbito autonómico aunque supedita la decisión al favor de los militantes del PSOE, del que goza sobradamente a pesar de no tener carné del partido. 

El resultado de 2015, aval de Gabilondo

Las elecciones locales y autonómicas y locales de 2015 se saldaron en Madrid con un resultado peculiar. Mientras Gabilondo cosechó casi un 26% de los votos en el municipio de Madrid, el candidato a la alcaldía, Antonio Miguel Carmona, se quedó tan solo con el 15%, en tercera posición.

Gabilondo superó en casi 170.000 votos a Carmona en el mismo ring electoral, aunque contra distintos adversarios. Si el exministro hubiese sido el candidato al Ayuntamiento, la pugna con Ahora Madrid hubiera estado mucho más reñida y posiblemente muchos de los votantes tradicionales del PSOE no hubieran apostado por Carmena. Teniendo en cuenta el resultado de hace res años, el desgaste nacional de Podemos y local en Madrid podría hacer que, esta vez, en la competición acabase imponiéndose Gabilondo, razonan algunos en el PSOE.

Un hueco difícil de llenar

Gabilondo es un candidato tan obvio que al PSOE le gustaría poder presentarlo tanto al Ayuntamiento como a la Comunidad. Sus compañeros en la Asamblea de Madrid creen que, si Errejón mantiene o incluso mejora el resultado de Podemos, la presidencia de la Comunidad podría volver a manos socialistas, ya que la legislatura ha pasado factura a Cifuentes y el perfil moderado de Gabilondo puede frenar el ascenso de Ciudadanos.

En las últimas autonómicas, la suma de PSOE y Podemos se quedó a un escaño de la mayoría absoluta. Que el exministro aspirase a mudarse al Palacio de las Telecomunicaciones, sede del consistorio, enfrente a la fuente de la Cibeles, podría permitir al líder del PSOE regional y diputado autonómico, José Manuel Franco, medirse a Cifuentes. Sería la candidatura tradicional para su cargo orgánico, pero en su propio partido tienen dudas sobre su tirón electoral, especialmente frente a Errejón. Franco no ha mostrado por el momento intención alguna de presentarse y cuando fue nombrado apostó por Gabilondo.

Para el Ayuntamiento también han sonado, aunque ahora se escuchen menos, los nombres de las exministras Cristina Narbona y Beatriz Corredor, ambas en la Ejecutiva de Sánchez y muy cercanas a él.