Pedro Sánchez, en una asamblea con militantes en Castellón, este sábado.

Pedro Sánchez, en una asamblea con militantes en Castellón, este sábado. EFE

España NUEVO REGLAMENTO INTERNO

Los 7 consejos del PSOE para que sus militantes se respeten en redes sociales

El nuevo reglamento del PSOE pide un debate respetuoso, sin alusiones personales, cuentas anónimas ni bloqueo de los adversarios.

El PSOE quiere fomentar un debate más respetuoso en las redes sociales. Por ese motivo, como parte de su nuevo reglamento interno, cuyo borrador aprobará este sábado el Comité Federal del partido, la Ejecutiva de Pedro Sánchez ha elaborado un "código de comportamiento y buenas prácticas". 

La mayoría de sus recomendaciones son de puro sentido común, pero es precisamente eso lo que faltó, en algunos casos, durante la última campaña de primarias socialistas, un trago muy amargo para la organización en la que la competición por el liderazgo entre Sánchez y la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, provocó comentarios fuera de tono en las redes. 

Los siete puntos no incluyen sanciones, pero éstas están recogidas en los estatutos del partido para comportamientos contra el partido, se produzcan donde se produzcan. Con esta guía, el PSOE se convierte en el primer partido en España en incluir estas recomendaciones para las redes sociales en una de sus normas de mayor rango. El objetivo es utilizar las redes "de manera positiva, en base a principios de veracidad, respeto mutuo, participación constructiva y máxima concordia", según el texto, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL:

1. No hagas promesas "irrealizables, incumplibles o ilegales"

El primer punto llama a respetar "el principio de veracidad respecto a informaciones relativas al partido". "Nunca en nombre del partido o como afiliado se realizarán promesas irrealizables, incumplibles o ilegales". El objetivo es que los militantes sepan que, cuando son identificados como tales, tienen la responsabilidad de hablar en nombre de su organización sin generar confusiones entre sus opiniones personales y las del PSOE. 

2. Prohibida toda expresión de "odio, insulto o vejación"

"Los afiliados actuarán de modo constructivo, no destructivo, dentro de los márgenes de la libertad de expresión", reduciendo "tensiones y quedando prohibida cualquier manifestación de odio, insulto o vejación". 

3. Critica, pero de forma "sana"

Los dos puntos anteriores no implican que los militantes deban repetir sin más los puntos de vista del partido pero las discrepancias deben estar dentro de la "sana crítica y constructiva".

4. Nada de cuentas anónimas 

Durante las primarias, los entornos de los candidatos se acusaron de disponer de equipos que generaban mensajes desde cuentas anónimas o con nombre falso para tratar de influir y distorsionar el debate. Eso se acabó, si se cumple este reglamento: "Los afiliados publicarán, en asuntos relacionados con el partido, siempre de manera que se identifiquen de manera clara sus opiniones como personales y propias, no de forma anónima". 

5. No te metas en la vida privada de los demás

El código de conducta pide respetar "la vida privada de todas las personas y especialmente de otros afiliados, quedando siempre al margen de los debates sobre las ideas políticas". 

6. No bloquees a los que te critiquen: ríndeles cuentas

El PSOE quiere transparencia en sus cargos, también en las redes sociales, especialmente en quien "ocupe alguna clase de responsabilidad". A los cargos les pide "rendir cuentas de su gestión y abrirse a la sociedad, aceptando la crítica respetuosa de su gestión, sin borrar o bloquear contenidos u otros usuarios que ejercen su derecho a crítica desde el respeto". Es decir, debate sí, pero no trolls

7. Asume que lo que digas en redes puede ser utilizado contra el PSOE

El último punto insiste en evitar insultos a otros afiliados, pero incorpora otra razón. Los militantes "serán conscientes de que sus palabras son públicas y, por tanto, se pueden utilizar contra el PSOE, sus dirigentes o militantes". 

¿Y las sanciones?

Están en los propios estatutos del PSOE, el libro de instrucciones del partido, de mayor rango que el reglamento, que indica que los incumplimientos podrían ser considerados faltas graves o muy graves.

Según el artículo 90, una falta grave conlleva la "suspensión de afiliación y/o inhabilitación para el desempeño de cargo público u orgánico por un periodo de tiempo de más de dos meses y hasta dieciocho meses". Si es muy grave, la suspensión puede ser durante más tiempo o definitiva en forma de expulsión del partido.

Los siete consejos parten de la idea de Patxi López durante la campaña de primarias, rápidamente asumida por Sánchez y que, de esta manera, verá con modificaciones la luz en un texto del partido.