Susana Díaz, con Ximo Puig en una imagen de archivo.

Susana Díaz, con Ximo Puig en una imagen de archivo. EFE

España PSOE

Susana Díaz y Ximo Puig plantan a Sánchez ante el Comité Federal que decidirá las reglas del PSOE

Una cena en Jaén y un compromiso personal provoca las ausencias de los dos dirigentes. Armengol (Baleares) tampoco acudirá. 

Es el segundo Comité Federal de la nueva etapa del PSOE, el primero de 2018 y en el que se aprobará el nuevo reglamento del partido, que decide cómo se organiza el año electoral de 2019. La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, no estará. Tampoco Ximo Puig, presidente de la Comunidad Valenciana.

Pedro Sánchez se quedará sin una deseable foto de unidad que le vendría bien tras meses tratando de recomponer el partido tras las cruentas primarias de mayo del año pasado.

Desde el entorno de los dos presidentes autonómicos, enfrentados a Sánchez durante las primarias, se ha justificado la ausencia. Díaz participa en una cena organizada por la asociación de discapacitados 'Abriendo caminos' en Mengíbar (Jaén).

Puig tiene un compromiso personal previo que le impide desplazarse a Aranjuez (Madrid), donde se reúne el máximo órgano entre congresos. No son los únicos. Francina Armengol, presidenta de Baleares y más cercana a Sánchez, se quedará en su tierra por una toma de posesión de un alcalde y un acto público. 

Problemas personales

Fuentes de Ferraz quitan hierro a estas ausencias y destacan que durante los últimos días se han sucedido las reuniones para acabar de perfilar el reglamento del partido, un ambicioso texto que tiene la misión de ordenar las dispersas normas de la organización y aclarar procesos como los de las primarias, las consultas, la elaboración de listas electorales o los pactos de gobierno. 

"Si no estaban de acuerdo con las normas, desde luego no lo han dicho", explican desde Ferraz, donde sugieren que las ausencias de Díaz o Puig pueden deberse a problemas "personales" con Sánchez más que a discrepancias políticas. 

Las negociaciones del nuevo reglamento, que desarrolla los estatutos, han transcurrido sin sobresaltos y no se prevé que en el Comité Federal, encargado de aprobarlas definitivamente, se reabra ningún punto. Muchos barones han visto en el secretario de Organización, José Luis Ábalos, la garantía de un reglamento justo que, además contribuye a blindar a los presidentes autonómicos en ejercicio. Para disputarles la reelección como candidatos a sus puestos institucionales se necesitará un 40% de los militantes o una mayoría del comité regional correspondiente.

Blindaje de barones

En otras palabras: en 2019 es muy posible que no haya primarias en Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Andalucía, Baleares, Aragón y Extremadura. Sí en Asturias, donde el presidente, Javier Fernández, ha anunciado que no se presentará a la reelección. 

Otros destacados dirigentes del PSOE sí acudirán a la cita, como los presidentes Javier Lambán (Aragón), Guillermo Fernández Vara (Extremadura) o Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha). 

Según este último, "el objetivo de la dirección del partido es ganar al adversario político y no buscar adversarios dentro".

Precisamente con ese objetivo, Sánchez se reunió este martes con Felipe González en un restaurante de Madrid para tratar de recomponer la relación entre ambos, muy dañada por la crisis interna del PSOE y las primarias del año pasado.