Un coche de la Policía Nacional

Un coche de la Policía Nacional Efe

España VIOLENCIA MACHISTA

Detenido un hombre por abusar, maltratar y encerrar a su mujer durante un mes

El arrestado, de origen marroquí, tuvo aislada a su esposa en una habitación sin proporcionarle apenas comida, prohibirle salir de casa, obligarla a realizar actos sexuales y pegarle puñetazos por todo el cuerpo.

Un hombre de 36 años ha sido detenido en el distrito Marítimo de Valencia por tener aislada a su esposa en una habitación sin proporcionarle apenas comida y prohibirle salir de casa, así como obligarla a realizar actos sexuales y pegarle puñetazos por todo el cuerpo ante sus negativas.

Según informa la Policía Nacional, el detenido, de origen marroquí, es el presunto autor de los delitos de agresión sexual, detención ilegal y malos tratos en el ámbito familiar.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo sobre las diez de la mañana cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a un establecimiento público del distrito Marítimo, donde al parecer había una mujer en pijama que manifestaba haber sido agredida por su pareja.

Un mes aislada

La mujer, que apenas hablaba español, manifestó a los agentes que su marido le había agredido, por lo que la trasladaron a dependencias policiales.

Los agentes averiguaron que la mujer, al parecer, llevaba un mes aislada por su marido en una habitación de su domicilio, sin que apenas le proporcionasen comida y con la prohibición de salir de casa.

Aunque la habitación no estaba cerrada con llave, la víctima tenía mucho miedo a salir por la reacción que pudiese tener su marido, según la Policía.

Los policías averiguaron que al parecer el marido de la víctima le habría obligado a realizar actos sexuales violentos, no consiguiéndolo gracias a la resistencia que había ofrecido.

Ante sus negativas, al parecer le había dado puñetazos por todo el cuerpo, por lo que cuando el marido se marchó a trabajar, la víctima decidió salir a la calle a pedir ayuda.

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes averiguaron que el marido trabajaba en un establecimiento de alimentación del barrio por lo que se dirigieron al mismo y tras realizar diversas comprobaciones lo arrestaron.

El hombre no tiene antecedentes policiales y ya ha pasado a disposición judicial.