Inés Arrimadas, la noche del pasado jueves, junto a Albert Rivera tras ganar los comicios catalanes.

Inés Arrimadas, la noche del pasado jueves, junto a Albert Rivera tras ganar los comicios catalanes. EFE

España

PSOE y empresarios también animan a Inés Arrimadas a intentar formar gobierno

El PP fue primero en pedir que la líder de Ciudadanos en Cataluña inicie las negociaciones para presentar su candidatura a la Generalitat.

El PSOE y la principal organización patronal catalana, Foment del Treball, han animado este miércoles a Inés Arrimadas a que presente su candidatura a presidir la Generalitat, como consecuencia de haber sido la formación más votada en las elecciones catalanas. El primero en plantear esta idea fue el PP

Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball, ha solicitado a la líder de Ciudadanos en Cataluña que inicie las negociaciones para conformar gobierno. “Estoy seguro que se ha presentado para ganar, y cuando alguien es ganador debe ser motor y líder”, ha manifestado antes de participar en una reunión de la patronal.

Gay de Montellà, que ha querido dejar claro que él “no es quién” para influir en las decisiones de los partidos, sí ha explicado que lo lógico es que quien gana unos comicios deba asumir las responsabilidades que ello conlleva.

Ábalos pide "algún tipo de iniciativa"

Desde el PSOE, su secretario de Organización, José Luis Ábalos, ha pedido a Cs "algún tipo de iniciativa". "En la medida de que ha sido la fuerza más votada, le corresponde una responsabilidad que otras formaciones no tienen", ha asegurado. Se trata de un llamamiento claro a que intente formar gobierno.

Los primeros en pedir a Arrimadas que diera un paso al frente fueron los populares. El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, acusó el martes a Cs de tener "cierta alergia a gobernar" y criticó que no aprovechase "la oportunidad" de intentar formar un gobierno.

Desde Ciudadanos han desestimado por ahora la posibilidad de presentar a Arrimadas a una hipotética investidura argumentando que quienes tienen que mover ficha primero son los independentistas que, aritméticamente, gozan de mayoría absoluta en el Parlament.