Concentrados frente al Museu de Lleida

Concentrados frente al Museu de Lleida Europapress

España

Desalojadas 70 personas que protestaban en Lleida contra el traslado del tesoro de Sijena

Los Mossos han intervenido a última hora de la tarde del domingo vallando el entorno del museo de la ciudad.

Noticias relacionadas

Los Mossos de Esquadra han desalojado el domingo por la tarde los alrededores del Museu de Lleida, donde estaban concentradas alrededor de 70 personas protestando contra la orden judicial que permite desde la media noche a la Guardia Civil acceder para trasladar a Sijena las 44 piezas de arte originarias del cenobio aragonés, tras la sentencia del Juzgado 1 de Primera Instancia e Instrucción de Huesca.

Los miembros de los cuerpos de seguridad, que habián solicitado vallado para prevenir cualquier problema, han acordonado finalmente la zona a última hora de la tarde del domingo.

Durante la madrugada, según ha informado Radio Nacional, ha comenzado la operación de traslado. En el interior del museo se encontraba el alcalde de la localidad, Ángel Ros, que ha declarado que el "155 no puede interferir en un asunto entre regiones". Junto a él se encontraba el director del centro, Josep Giralt, y el director general de Patrimonio Cultural de la Generalitat, Jusèp Boya.

Los concentrados han coreado "Manos arriba, esto es un atraco", la misma consigna que puede leerse en la pancarta que han llevado hasta la puerta del museo, ante la cual la han dejado en el suelo y se han concentrado rodeándola.

Los Comitès de Defensa de la República (CDR) de Lleida han defendido la concentración, que ha recorrido la corta distancia que hay entre el rectorado de la Universitat de Lleida (UdL) y el museo.

Un coche de los Mossos frente al museo de Lérida

Un coche de los Mossos frente al museo de Lérida Efe

Desde este mismo domingo, el Museu de Lleida tiene vallas apiladas ante el edificio solicitadas por los Mossos d'Esquadra a una empresa suministradora en la ciudad, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras.

El museo espera que vuelvan


El museo trata el traslado del arte a Sijena como un préstamo, según aseguran a Europa Press técnicos de la galería, porque confían en que el Tribunal Supremo dé la razón a Lleida y acaben regresando las obras que ahora puedan trasladarse por una sentencia de un juzgado de primera instancia.

Las piezas siguieron igual el domingo: siete expuestas (tres cajas funerarias y cuatro piezas de alabastro del retablo de Santa Ana), mientras que el resto siguen en el lugar que han ocupado en el almacén, y la responsable de manipular las obras será la empresa de transporte que el Gobierno de Aragón haya contratado.

"Hacer un café"


La organización juvenil de la izquierda independentista Arran, vinculada a la CUP, ha convocado a "hacer un café" ante el Museu de Lleida este lunes a las 07.30.

A esa cita han confirmado su asistencia candidatos de ERC, CUP y JuntsxCatalunya; entre ellos, Bernat Solé (ERC), Jordi Souto, Antoni Castellà (ambos de Demòcrates y candidatos de ERC), Mireia Boya (CUP) y Xavier Quinquillà (JuntsxCatalunya), además de militantes del PSC.

Desde Bélgica, la exconsellera de Agricultura y número 1 de JuntsxCat por Lleida, Meritxell Serret (ERC), ha afirmado que la entrada de la Guardia Civil haciendo uso de la fuerza en el Museu de Lleida sería una imagen inconcebible en un Estado democrático, pero "es posible porque a través del artículo 155 el PP, el PSC y Cs vulneran todos los derechos".

"Puede ser que tengamos que ver algo tan inconcebible como que un museo, un símbolo de cultura, sea ocupado de manera violenta. Como ciudadanos con valores de convivencia no podemos aceptarlo", ha añadido a través de un comunicado de ERC.

El PSC también se opone al traslado: el número 1 del PSC por Lleida, Òscar Ordeig, ha insistido en que su partido está en contra del traslado y confía en que los recursos pendientes se resuelvan favorablemente.

El previsto traslado de las piezas hasta el Monasterio de Sijena ha sido criticado también por la Xarxa de Museus d'Art de Catalunya, que en un comunicado defendió el sábado la unidad de la colección del Museu de Lleida.

Hace tiempo que la sociedad civil leridana se manifiesta contra el traslado: en julio, medio millar de personas participaron ante el Museu de Lleida en una concentración convocada por la Plataforma de entidades culturales para mostrar su rechazo a la salida de Catalunya de piezas originarias del Monasterio de Sijena que forman parte de las colecciones del museo leridano.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Huesca ordenó la devolución de estos bienes pertenecientes al tesoro artístico del Monasterio de Sijena, tras anular la venta por parte de la Orden San Juan de Jerusalén a la Generalitat en 1983.

Tras recibir el requerimiento judicial por la aplicación del artículo 155 de la Constitución, el ministro de Cultura, Iñigo Méndez de Vigo, ordenó la semana pasada retornar las 44 piezas depositadas en Lleida al Monasterio de Villanueva de Sijena.

La Generalitat ya autorizó el regreso de 53 piezas del Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) a Villanueva de Sijena, en cumplimiento de la orden provisional dictaminada por la juez oscense.