Calle Montera con Plaza del Sol.

Calle Montera con Plaza del Sol. Jorge Barreno.

España

Así afronta Madrid la llegada de turistas nacionales por el puente de la Constitución

Las calles de la capital notan la gran afluencia de personas, por eso, el Ayuntamiento de Madrid ha llevado a cabo diferentes medidas que han traído polémica entre los peatones y conductores.

La Navidad ya ha empezado en Madrid. Con el encendido de luces del pasado 24 de noviembre y el inicio del puente de diciembre, la temporada festiva queda inaugurada de forma oficial. El puente de la Constitución acoge a miles de turistas nacionales, son los días festivos con más afluencia de gente en la capital. Las calles notan la afluencia de gente y los vehículos esquivan las restricciones del Ayuntamiento de Madrid.

Las medidas buscan atenuar las aglomeraciones y facilitar la accesibilidad a los lugares más concurridos de la capital madrileña. Desde el Área de Medio Ambiente y Movilidad aseguran que el plan se ha diseñado -igual que se hizo el año anterior- con el objetivo de dar más espacio al peatón y reforzar el transporte colectivo. Las órdenes estarán vigentes desde el 1 de diciembre hasta el próximo 7 de enero, ambos incluidos.

En la Gran Vía, las medidas se van a intensificar: los peatones ganan un carril a cada lado de la avenida, los camiones de más de 3.500 kilos no podrán circular y durante los días festivos y los fines de semana sólo podrán acceder los vehículos autorizados.

Paso de cebra en Gran Vía.

Paso de cebra en Gran Vía. Jorge Barreno.

A pesar de estas providencias, durante el primer día del puente de la Constitución, las aceras corrientes siguen acogiendo al mayor número de peatones y los carriles habilitados para los peatones, tienen una afluencia menor. 

En la calle, las opiniones danzan entre el apoyo y el ataque. Los defensores confían en las posibilidades de las decisiones adoptadas y las ensalzan como remedios para acabar con las multitudes. 

Los más críticos se posicionan contra algunas resoluciones. La obligación de caminar en sentido único en algunas de las calles más céntricas de la ciudad es la norma más polémica, no todos la entienden y la critican. 

Carril habilitado para los viandantes en Gran Vía.

Carril habilitado para los viandantes en Gran Vía. Jorge Barreno.

Una de las decisiones más polémicas que se han tomado es la limitación de la calle Carmen y la calle Preciados. El ayuntamiento obliga a los peatones a circular en una sola dirección -de ida o de vuelta- por estas vías. Son dos de las calles más céntricas de la ciudad y con más afluencia de personas, por ser puntos de conexión con Callao y Plaza del Sol.

Los viernes, sábados, domingos, festivos y vísperas de festivos a partir de las 17.30 horas solo se podrá acceder a la calle Preciados desde la Puerta del Sol y a la calle del Carmen desde la plaza de Callao, existiendo controles policiales para regular estos accesos. Con ello se busca acabar con las aglomeraciones.