Personas cubiertas de décimos de lotería antes del sorteo.

Personas cubiertas de décimos de lotería antes del sorteo. REUTERS

España

Lotería de Navidad: así son las supersticiones más curiosas para ganar El Gordo

Frotar el décimo contra el vientre de una embarazada, con la cabeza de un calvo o colgar un herradura, son algunas de las conductas de las que muchos se fían para atraer la suerte.

Ante la incertidumbre que produce el sorteo de la Lotería de Navidad, son muchos los que acostumbran a repetir curiosas conductas con el propósito de atraer la suerte. Las supersticiones forman parte del imaginario colectivo y muchos creen en su poder. El sorteo navideño entraña algunas curiosas creencias para aumentar la probabilidad de ganar El Gordo.

Algo tan simple como frotar el décimo por el vientre de una embarazada, de un calvo o la espalda de un jorobado, son supersticiones que se remontan muchos años atrás y que aún hoy siguen vigentes entre muchos jugadores de Lotería de Navidad. A pesar de que el gato negro suele ser símbolo de mala suerte, se dice que pasar un billete por su lomo también funciona.

Para algunos jugadores mantenerse fieles al mismo número de lotería, año tras año, es esencial. El miedo a que toque el año que no lo compren les atormenta. En el otro extremo están los que adquieren todo décimo que pasa por sus manos, para no dejar escapar la suerte. Puede que para consuelo de algunos existe una convicción de que si no toca la lotería significa que al menos se mantendrá la buena salud.

Tradiciones regionales

También existen tradiciones que varían según la zona geográfica. En el caso de Galicia, tierra de brujas y conjuros, se cree que colgar el boleto de una herradura hará que la suerte llegue hasta el hogar, mientras que en otras partes de España se tiende a colocar el boleto cerca de una virgen o de una figura santa que se tenga en casa.

Llevar una moneda de oro, o bien un alfiler en la chaqueta durante los días claves, o guardarse una llave de hierro y antigua en el bolso para atraer a la buena suerte durante el momento del Sorteo, son otras de las tradiciones que todavía conservan algunos jugadores. Una rama de perejil, una vela amarilla, monedas, una cita blanca o azul o una maceta, son todos ellos sinónimos de buena ventura para algunos.

Respecto a las administraciones

Ir a las mismas administraciones también es superstición. Muchas se han convertido en un lugar de peregrinación por estas fechas, siendo las cuatro administraciones más famosas: La Bruixa d'Or en Sort (Lleida), Doña Manolita (Madrid), Valdés (Barcelona) y lotería Ormaechea en Bilbao. A la hora de comprar los más crédulos opinan que entrar con el pie izquierdo y asegurarse que el lotero entregue el boleto con la mano derecha, atrae la fortuna. También existe el mito de que hay una gran cola para comprar la lotería hay que ponerse a la izquierda en los días impares y a la derecha en los días pares.