Ada Colau, este sábado con Xavier Domènech, candidato de su partido para el 21-D.

Ada Colau, este sábado con Xavier Domènech, candidato de su partido para el 21-D. EFE

España CATALUÑA

Ada Colau echará al PSC del Gobierno de Barcelona tras consultarlo con sus bases

Barcelona en Comú decide romper el pacto de gobierno municipal, que reconocía que funionaba bien, por el apoyo del PSC al artículo 155 de la Constitución. Colau gobernará en solitario con 11 de 41 concejales. 

Barcelona

Noticias relacionadas

Ada Colau expulsará al PSC del Gobierno del Ayuntamiento de Barcelona y tratará de gobernar la segunda ciudad del país en solitario, con 11 de 41 concejales. Así lo han decidido los alrededor de 9.500 activistas de Barcelona en Comú, el partido de la alcaldesa, en una consulta a la que fueron convocados por el partido. 

Hasta ahora, Colau gobernaba con los cuatro concejales del PSC, liderados por Jaume Collboni, que era el tercer teniente de alcalde. 

Los resultados fueron anunciados este domingo en rueda de prensa por el primer teniente de alcalde barcelonés, Gerardo Pisarello, y el portavoz de Barcelona en Comú, Enric Bárcena. En ella han votado unas 3.800 personas y 2.059, el 54,18%, decidieron romper con el PSC, sólo 323 más que las que apostaban por seguir con el pacto, un 45%

En Comú decide romper con el PSC en Barcelona

"El Partido Socialista ha dado apoyo al PP en su ataque a la democracia", anunció el portavoz para justificar la decisión de las bases. "Ahora toca que el grupo municipal haga efectivo el mandato", dijo Bárcena. El motivo de la ruptura no tiene que ver con el pacto municipal o la gestión del día a día sino con la situación política en Cataluña y, en concreto, con el apoyo del PSC a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, como figuraba en el enunciado de la pregunta. 

PDeCAT y ERC habían ofrecido apoyo

Pisarello aseguró que la postura inicial del PSC, "ni Declaración Unilateral de Independencia [DUI] ni 155" les parecía razonable, pero que después los socialistas se han alejado de esa postura para "ponerse del lado" del PP y Ciudadanos. "Están en peligro" las "libertades" en Cataluña y también en el ámbito local, según Pisarello. "Si el PSC hubiese consultado a sus propias bases sobre la política en torno al 155, esta consulta de Barcelona en Comú habría sido innecesaria", aventuró.

Colau se dispone ahora a gobernar en solitario. Tanto PDeCAT, que en Barcelona dirige el exalcalde Xavier Trias, como la ERC de Alfred Bosch le habían ofrecido el apoyo de sus concejales en más de una ocasión para que rompiese con el PSC. Sin embargo, la formulación de la pregunta, que a muchos en el PSC les parecía diseñada para romper, dejaba claro que Colau gobernará sin integrar a otras fuerzas en el Ejecutivo local. 

La reacción del PSC no se hizo esperar. "Entre Barcelona y la independencia ha elegido independencia. Entre estabilidad e inestabilidad ha elegido inestabilidad. Entre un gobierno de izquierdas y plegarse a las exigencias de Xavier Trias y Alfred Bosch ha elegido lo segundo", dijo el líder de los socialistas, Miquel Iceta. "Puede ser la alcaldesa, pero no es la líder que Barcelona necesita", según él. 

Una ruptura ante el silencio de Colau

La consulta fue decidida el sábado pasado y desde entonces Colau y los concejales de su partido se han mantenido al margen, sin aclarar en público si querían o no que se rompiese su propio Gobierno o si creían que el pacto de gobierno municipal era bueno para la ciudad de Barcelona. 

El PSC, con Collboni a la cabeza, había reclamado a Colau que se pronunciase sobre el acuerdo municipal y le advertía de que el Ayuntamiento de Barcelona se había convertido en "el último puente" en pie para la "convivencia". 

Tras conocerse la decisión de romper, Collboni ha publicado un tuit acompañado de los exalcaldes socialistas de Barcelona. "Había que reconstruir el país, no romper más cosas. Había que poner a Barcelona y sus ciudadanos delante. Había que priorizar la alianza de izquierdas. Eso es lo que he defendido y defenderé. Venimos desde lejos y el futuro de Barcelona está lleno de oportunidades". 

Los socialistas ocupan hasta ahora las áreas de Empresa, Cultura e Innovación (Collboni), Infancia, Juventud y Mayores (Carmen Andrés), Comercio y Mercados (Montserrat Ballarín) y Arquitectura, Paisaje Urbano y Patrimonio (Daniel Mòdol).