Manifestación de profesores en el Instituto Son Pacs de Palma, Mallorca.

Manifestación de profesores en el Instituto Son Pacs de Palma, Mallorca.

España MANIFESTACIONES EN INSTITUTOS

La Educación de Baleares se contagia del independentismo catalán

Los profesores nacionalistas se han manifestado tras el referéndum del 1-0 como repulsa hacia la "actuación represora del Estado español".

Noticias relacionadas

La fractura social abierta tras el referéndum ilegal del 1 de octubre no se queda solo en Cataluña. En Mallorca, donde también crecen las posiciones independentistas, cientos de profesores se han manifestado este martes en sus institutos vistiendo camisetas negras para condenar "la actuación represora del Gobierno del Estado Español" y condenar la violencia de las Fuerzas del Estado en Cataluña. Mientras, otros profesores y padres de alumnos denuncian que el sector nacionalista de la educación balear "utilice las aulas para adoctrinar a los ciudadanos y silencie a quienes no piensan de la misma manera", según han trasladado a la Fundación Nacional Círculo Balear.

Cuatro días antes del 1-0, la Asamblea de docentes de las Islas Baleares enviaba un comunicado de alto contenido político a los centros educativos para que se adhirieran a él. En éste decían que "la consulta catalana no quería otra cosa que conocer la opinión de los catalanes para defender su futuro como pueblo" y también condenaban la "actuación represora del Gobierno del Estado español".

A su vez, los representantes de este organismo en cada instituto escribían a sus profesores: "Por favor léelo. Vota si NO estás de acuerdo en que este instituto se adhiera. Tienes hasta las 17 horas". Si nadie manifestaba su disconformidad con este comunicado, los organizadores daban por hecho que estaban de acuerdo con él.

Manifestaciones de los profesores a las puertas de distintos institutos de Mallorca.

Manifestaciones de los profesores a las puertas de distintos institutos de Mallorca.

Este martes, tanto la Asamblea de docentes de las Islas Baleares como Unió Obrera Balear y STEI Intersindical (el sindicato educativo mayoritario en las islas) han convocado una manifestación en forma de parón de 5 minutos durante el primer recreo del día (sobre las 11 de la mañana) para reprobar la "violencia de las cargas policiales el 1-0". Han pedido a los profesores que vistieran de negro como muestra de repulsa.

Una manifestación pacífica que ha sido secundada por casi todos los centros de Palma y Part Forana, aunque no por todos los profesores. "Se ha tratado de una propuesta espontánea en la que hemos defendido el derecho de autodeterminación de todos los pueblos y nuestro apoyo al pueblo catalán, que ha dado una lección de democracia. Sentimos cercanía por ellos y por eso nos manifestamos, pero todos los centros tenían libertad de elegir", ha explicado a EL ESPAÑOL Biel Caldentey, de STEI Intersindical. 

El sindicato ANPE también ha hecho un llamamiento a seguir estos actos de denuncia contra los hechos acontecidos el fin de semana en Cataluña, aunque en este caso son partidarios de un "diálogo político que debía haber llegado antes" y no de una declaración unilateral de independencia, como ha explicado Antoni Riera, portavoz del sindicato. 

No todos los profesores, sin embargo, están de acuerdo con que se hayan llevado a cabo estas manifestaciones a las puertas de los centros educativos o en su interior. Algunos padres también habrían manifestado su descontento ante este posicionamiento de los profesores. Habrían trasladado estas quejas a la Fundación Nacional Círculo Balear, según ha explicado su presidente, Jorge Campos, a este diario. "Los docentes nacionalistas llevan tiempo utilizando su posición en las aulas para adoctrinar a los ciudadanos. Algunos de ellos están en la primera línea política de Baleares porque forman parte de las listas de Més per Mallorca", denuncia Campos. Esta misma semana, los portavoces de Més per Mallorca, Bel Busquets y David Abril, han reiterado la intención política de su partido de que también se celebre un referéndum de independencia en 2020 o 2030, "cuando existe una masa social que lo requiera".