El Jefe de la Zona de la Guardia Civil de Cataluña, Ángel Gozalo Martín.

El Jefe de la Zona de la Guardia Civil de Cataluña, Ángel Gozalo Martín.

España Referéndum 1-O

Rajoy envía al general Gozalo antidisturbios de diez provincias para mantener el orden en Cataluña

EL ESPAÑOL accede al último plan de Interior para reforzar la presencia de la Guardia Civil hasta el día 4.

Alejandro Requeijo Daniel Montero

El Gobierno, por medio del Ministerio del Interior, prepara un incremento considerable de guardias civiles en Cataluña en previsión de que su presencia pueda ser necesaria en los días previos y posteriores a la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre. El plan, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, ha sido confeccionado por el Estado Mayor del Instituto Armado a instancias de la Secretaría de Estado de Seguridad. Contempla el envío de agentes antidisturbios de hasta diez provincias españolas, que pasarán a estar bajo el mando del General Jefe de la Zona de Cataluña, el general de División, Ángel Gozalo Martín.

Esta estrategia ha sido comunicada este miércoles a las comandancias implicadas, el mismo día en el que la Guardia Civil -siguiendo las órdenes de un Juzgado- ha desplegado una macroperación policial contra la organización del 1-O. Las detenciones y registros practicados han provocado numerosas concentraciones de partidarios de la independencia, que han llegado a encaramarse encima de los coches policiales y han tratado de entorpecer su trabajo durante todo el día. Para las próximas fechas hay previstas nuevas concentraciones callejeras.

Los efectivos serán movilizados desde este viernes hasta, al menos, el día 4 de octubre. A todos los desplazados a partir del viernes se les asignará un alojamiento que incluye “manutención completa” y “ubicaciones adecuadas” para el estacionamiento de vehículos y almacenamiento del material. En el plan al que ha tenido acceso este diario se detalla las localidades de las cuatro provincias catalanas en las que se van a alojar los agentes, que han sido distribuidos en función de su Comandancia de procedencia.

El general Gozalo Martín, al mando del operativo, es natural de La Seu D’Urgell (Lleida) y ha estado destinado en Cataluña la mayor parte de su carrera profesional, más de 35 años. Ha ocupado cargos en San Feliu de Llobregat (Barcelona), Martorell (Barcelona) o la propia Comandancia de la ciudad condal.

En el año 2000 fue destinado a la Sección de Información y once años después fue nombrado Jefe de Policía Judicial. Desde 2012 ocupa el cargo de Jefe de la Zona de Cataluña donde ha permanecido hasta la fecha. Quienes le conocen su carrera le describen como una persona “metódica” y buen profesional.

Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia

El plan al que ha tenido acceso este periódico es una orden de Movimiento de Unidades que ha sido remitida a las comandancias de Madrid, Ciudad Real, Badajoz, Córdoba, Jaén, Sevilla, Huesca, Navarra, Burgos y Gijón. En concreto, se reclaman efectivos de la USECIC (Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia).

Esta estrategia ha sido elaborada por el Estado Mayor de la Guardia Civil que depende del Mando de Operaciones del Cuerpo. Un plan como este se elabora a instancias del Ministerio del Interior y en concreto bajo la supervisión de la Secretaría de Estado de Seguridad, que solicita un despliegue con una características generales.

Los agentes desplazados acudirán en calidad de comisión de servicio, que arrancará antes de las 21 horas del viernes. Desde ese momento, el contingente ya tendrá que estar a disposición del General Jefe de Zona de Cataluña. Por ello el Estado Mayor insta a los jefes de Comandancia nombren a los efectivos de su equipo con la antelación suficiente para hacer posible este plan. El despliegue acabará “según la evolución de los acontecimientos, siendo previsible que sea a partir del día 4 de octubre de 2017”.

El plan ordena a los agentes de la USECIC que porten  a Cataluña el material orgánicamente asignado “especialmente el chaleco antibalas, vehículos, material de control de masas y orden público y de remoción de obstáculos para romper cadenas, abrir puertas o eliminar vidrios u objetos punzantes de las vías públicas”. Según informan a este diario fuentes policiales, estas unidades no hacen trabajo investigador, sino que su labor está enfocada a proporcionar una respuesta más rápida a los problemas de delincuencia.

Los efectivos desplazados son el escalón inferior a los Grupos de Reserva de Seguridad (GRS), que a lo largo de todo el mes han ido llegando también a Cataluña y lo seguirán haciendo los próximos días en el marco de un plan progresivo. También efectivos de la Policía Judicial y los Servicios de Información con el objetivo de impedir la celebración del referéndum siguiendo los dictámenes de la Justicia. Sus trabajos han permitido la práctica desarticulación de la logística para el referéndum. Los USECIC visten uniforme de campaña y están acostumbrados a preservar el orden público con actuaciones que van desde la prevención de robos hasta la disolución de disturbios.

Se da la circunstancia de que este refuerzo de la presencia de la Guardia Civil en Cataluña se va a llevar a cabo a pesar de que los Mossos d’Esquadra tienen las competencias en materia de orden público en esa comunidad autónoma. El Departamento que dirige Juan Ignacio Zoido lleva semanas efectuando un envío masivo de unidades de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.