Los principales datos electorales del barómetro del CIS de julio.

Los principales datos electorales del barómetro del CIS de julio.

España CIS

Sánchez ya es alternativa y otras 7 claves para entender el CIS

Los españoles no tienen miedo al nuevo PSOE, que (por el momento) zanja la pugna con Podemos a costa fundamentalmente del PP, lejos de rentabilizar los logros económicos que exhibe. El bloque de izquierdas supera al de derechas. Hay partido. 

Daniel Basteiro Ana I. Gracia

Noticias relacionadas

Hay partido. El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sitúa al PSOE a menos de cuatro puntos del PP, la distancia más corta entre ambos partidos desde octubre de 2015. El barómetro (aquí en pdf), cuyas encuestas fueron hechas entre el 1 y el 10 de julio, incluye numerosos datos que apuntan a un cambio de tendencia y que, a continuación, detalla EL ESPAÑOL.

1.El PSOE vuelve a ser la alternativa. Los socialistas suben cinco puntos en estimación de voto. Es una distancia muy corta, teniendo en cuenta el margen de error de la encuesta, de en torno a dos puntos. Eso significa que la realidad sociológica podría desviarse y la distancia ser mayor, pero también mucho menor.

El PSOE le pisa los talones al PP. La distancia es la más baja en el CIS desde octubre de 2015, dos meses antes de las primeras elecciones a las que concurrió Pedro Sánchez como cabeza de cartel socialista. Pero entonces, la dificultad para testar la realidad era mayor, con dos partidos, Ciudadanos y Podemos, que nunca se habían presentado a unas elecciones generales y para los que, por lo tanto, no existía el recuerdo de voto, que sirve para tratar los datos.

2.Un gran éxito para Pedro Sánchez. En su partido, no pocos dirigentes pronosticaban un escenario apocalíptico para el PSOE si Sánchez, y no Susana Díaz, se hacía con el timón de Ferraz. Los datos muestran justamente contrario. La llegada de Sánchez a la dirección del PSOE ha supuesto un auténtico revulsivo para sus expectativas electorales.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, tras ganar las primarias.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, tras ganar las primarias. Efe

El secretario general de los socialistas tiene muchos motivos para estar contento por este CIS. Es el líder mejor valorado entre los de los cuatro grandes partidos. Obtiene una nota del 3,73, superando a Albert Rivera (3,58), Pablo Iglesias (2,95) y Mariano Rajoy (2,79). Con Sánchez de nuevo en Ferraz, el PSOE es el primer partido en las respuestas espontáneas de los encuestados antes del cruce de datos que hacen los sociólogos del instituto público. En el último barómetro, hecho con encuestas de abril, el PP superaba en cinco puntos al PSOE en este registro.

3.Un PP salpicado por la corrupción no rentabiliza los datos económicos. Los logros económicos del Gobierno no están contribuyendo a consolidar sus expectativas electorales. El paro baja (este mes, por debajo de los cuatro millones de desempleados, aunque no lo recoja la encuesta), el crecimiento es vigoroso con un 3,1% estimado para 2017 en relación al PIB y el déficit se reduce. Pero el Partido Popular cae 2,7 puntos. Sigue en cabeza, el escenario electoral no está cerca en el tiempo, pero el repunte del PSOE hace que este no sea un buen CIS para Rajoy.

La encuesta se hizo tras algunos momentos amargos para el partido conservador, como las comparecencias en la comisión de investigación en el Congreso sobre la financiación del partido, en la que declaró Bárcenas, nuevos casos de corrupción y una moción de censura en la que la calidad democrática del PP fue el eje central del desgaste aplicado por Podemos.

4.Amarga subida de Iglesias. El CIS depara un ligero ascenso de Unidos Podemos. El partido de Pablo Iglesias y sus confluencias suman seis décimas más, pero están muy lejos de configurarse como una alternativa al PP. El PSOE ya les adelanta en 4,6 puntos y el anhelado sorpasso ya es más un sueño que una realidad.

A Pablo Iglesias le está costando poner en marcha su hoja de ruta para 2020 y convertirse en alternativa al PP

En ese sentido, a Pablo Iglesias le está costando poner en marcha su hoja de ruta para 2020. Podemos sube nueve décimas frente al anterior barómetro, el de abril, pero el ascenso global es sólo de seis décimas porque en la Comunidad Valenciana, donde concurren con Compromís, caen tres. En este tiempo, el poder de Iglesias se ha consolidado dentro del partido y la moción de censura presentada a Rajoy le permitió estar durante semanas en un lugar privilegiado ante el foco mediático.

Pablo Iglesias en un Consejo Ciudadano Estatal.

Pablo Iglesias en un Consejo Ciudadano Estatal. EFE

5.Los españoles no tienen miedo al Sánchez de izquierdas. El líder del PSOE ha propuesto para su partido una recuperación de las esencias de izquierda y dar voz a la militancia en una batalla interna por el poder en la que Díaz fue dibujada como una candidata más conservadora y ligada a las élites.

Pugnando por la izquierda, Sánchez se hace atractivo en el centro, ya que Podemos se mantiene (incluso sube seis décimas)

Los datos del CIS constatan que, lejos de temer a Sánchez, los españoles lo colocan como alternativa a Rajoy. En otras palabras: pugnando por la izquierda, el secretario general de los socialistas se hace atractivo en el centro, ya que Podemos se mantiene (incluso sube seis décimas). Los que bajan son PP (2,7 puntos) y Ciudadanos (cuatro décimas). Los datos apuntalan la tesis de que a Rajoy se le puede vencer desde la izquierda más que acercándose a él. Desde que llegó, Sánchez se ha negado a pactar leyes clave, como la de los Presupuestos de 2017, a diferencia de lo que hizo la Gestora con los de 2016. El PP sabe ya que no tiene en Sánchez a un potencial aliado al que recurrir en nombre de la estabilidad del Estado.

6.Ciudadanos no saca partido a su posición privilegiada. En el equipo de Albert Rivera se esperaba un buen barómetro, pero éste está lejos de ver colmadas sus aspiraciones. El partido cede cuatro décimas, aunque se mantiene en la intención de voto directa.

Ciudadanos podría estar siendo visto como una formación demasiado cercana al PP y podría estar contagiándose de sus problemas

Rivera se felicitó inmediatamente por la llegada de Sánchez a la dirección del PSOE. Creía que eso le daba más oxígeno en el centro para pactar a izquierda y derecha. Pero este CIS no dibuja la subida soñada por Cs, que sigue además a más de cinco puntos del otro partido de la nueva política: Podemos. Ciudadanos podría estar siendo visto, en ese sentido, como una formación demasiado cercana al PP y podría estar contagiándose de sus problemas sin rentabilizar la presión que está ejerciendo sobre el Gobierno y que se está visibilizando en numerosas leyes.

Rivera atiende a los medios en el Congreso.

Rivera atiende a los medios en el Congreso. Efe

7.El bloque de izquierdas supera a la derecha. Un dato curioso: el centroizquierda (PSOE y Podemos) ya supera al centroderecha (PP y Ciudadanos). Mientras que en abril la derecha era la opción favorita para el 46,4% de los encuestados, frente al 39,6% de la izquierda, ahora los datos dibujan lo contrario.

PSOE y Podemos suman un 45,2% frente al 43,3% de PP y Ciudadanos. Si eso se tradujese automáticamente en escaños, la izquierda tendría a su alcance la formación de un sólido Gobierno.

8.Baja la abstención. Respecto al último sondeo del CIS, la abstención baja en 1,3 puntos, del 13,6 al 12,3. Todo pese a que no hay elecciones a la vista. Las subidas del PSOE y de Podemos permiten trazar la hipótesis de que es el voto de izquierda el que se ha movilizado, probablemente por el efecto Sánchez.