Montiel, junto a Ximo Puig y Mónica Oltra

Montiel, junto a Ximo Puig y Mónica Oltra

España

El Gobierno valenciano dará prioridad a las mujeres en puestos públicos en caso de empate

Primará el género femenino cuando haya mayoría de hombres en trabajos de la Administración.

Si hay empate entre un hombre y una mujer en un concurso público, un proceso selectivo de acceso a la función pública valenciana o de promoción interna para puestos que estén ocupados mayoritariamente por hombres, el Gobierno valenciano optará por contratar a la mujer. Esta es la medida que ha anunciado este martes la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, durante la presentación del II Plan de Igualdad de Hombres y Mujeres de la Administración de la Generalitat Valenciana.

La medida se ha tomado para “promover el acceso de las mujeres a los puestos donde son minoría”. Una “novedosa medida de calado”, según han informado desde este departamento. En total, este plan plantea diez objetivos a cumplir en los tres años en los que estará vigente. Además de la cláusula de desempate favorable a las mujeres, también recoge otros objetivos como el de dinamizar el funcionamiento de las unidades de Igualdad, revisión de las denominaciones de los puestos de trabajo para eliminar sesgos de género y la promoción de la presencia equilibrada de mujeres y hombres en órganos colegiados de participación y representación. Está previsto que el plan se apruebe en el Pleno del Consell del próximo viernes.

Hasta ahora, la legislación marcaba que en el caso de empate entre un hombre y una mujer para una plaza de empleo público, el puesto recaería sobre el del sexo menos representado. Es decir, que si se trataba de lugares de trabajo ‘feminizados’,  el hombre tendría prioridad. Ahora, este punto se elimina dejando la discriminación positiva únicamente para facilitar el acceso a mujeres en esferas donde tienen poca presencia.

"Un paso hacia adelante"

“Estamos hablando de un plan de igualdad, y el objetivo es afrontar la igualdad para las mujeres, por eso se optó por dar un paso hacia adelante”, explica Mar Vicent, secretaria de Igualdad de CC.OO. presente en la comisión que abordó este debate en el que, asegura, se tomó la medida por unanimidad. Según explica, se optó por eliminarlo en el caso de los hombres porque hasta ahora la aplicación de esta cláusula de desempate, cuando se ha tenido que aplicar, ha acabado por beneficiar al sexo masculino. “Son muy pocos los casos de empate, pero cuando se ha dado ha sido en plazas con infrarrepresentación masculina”, apunta. De esta forma, indica, la medida  no implicaba en la práctica una medida para fomentar la igualdad de las mujeres.

En la Administración valenciana, dos tercios de la plantilla son del sexo femenino. La presencia (del 70%) es ligeramente superior a la media de las comunidades autónomas. Pero la Generalitat ha detectado que la mayor parte opta por puestos como abogacía, intervención o periodista frente a los puestos científicos o más técnicos, donde hay mayoría masculina. “Es cierto que hay mayoría de mujeres, pero estamos en las escalas inferiores de la administración”, apunta.

En el borrador del plan se recoge, además, que las mujeres son mayoría en las consellerias relacionadas con Igualdad, Educación, Sanidad, Cultura, etc. Mientras que el porcentaje baja en los departamentos de Agricultura y Obras Públicas (los únicos con mayoría de varones), o los puestos de tecnología. Según el informe, esto se corresponde con los estereotipos de género y de la división sexual del trabajo existente en la sociedad y que marca las preferencias de las mujeres a la hora de elegir estudios y destino. Así que la cláusula de desempate favorable a las mujeres pretende reducir esta brecha.

El Ayuntamiento también ‘imita’ al Consell

El Gobierno local del Ayuntamiento de Valencia también ha cambiado el plan de igualdad en el mismo sentido. En enero de este año, trascendió que el consistorio aplicaría criterios de discriminación positiva a favor de los hombres en unas bolsas de trabajo abiertas para cubrir vacantes de personal administrativo porque son puestos con una alta representación femenina. Pero esta medida formaba parte de un plan que estaba revisándose y que ahora se ha cambiado para ‘imitar’ la dirección del Consell.

Así, desde el ayuntamiento explican que se eliminó la discriminación positiva para ellos en caso de empate porque “se entiende que los hombres no requieren de acciones positivas”. “Son las mujeres las que están en una situación de evidente desigualdad (en la sociedad)”, recalcan.