Fotografía de un pinar.

Fotografía de un pinar. Edescas

España ESPAÑA

Graba con su teléfono amenazas antes de ser disparado mientras sustraía piñas

Dos varones fueron sorprendidos mientras recogían varias cargas de piña en Valladolid. Uno de ellos está ingresado.

Un varón de nacionalidad rumana se encuentra ingresado en un hospital de Valladolid al resultar herido por el impacto de un balín de una escopeta de aire comprimido mientras sustraía piñas en un pinar, este domingo al mediodía, donde fue sorprendido y amenazado, lo que al parecer grabó en un vídeo.

El suceso se ha producido sobre las 12 horas en un pinar ubicado entre las poblaciones de Puente Duero, barrio anexo a la ciudad de Valladolid, y el municipio de Villanueva de Duero, en las inmediaciones de una explotación agropecuaria situada junto a las antiguas ruinas del monasterio de Aniago, cerca del río Duero.

Dos varones de nacionalidad rumana fueron sorprendidos mientras recogían varias cargas de piña, alguna alojada ya en el vehículo donde se desplazaron hasta el lugar de los hechos, supuestamente por dos de los propietarios o usufructuarios del pinar, quienes les acorralaron e intimidaron con una escopeta, han explicado a Efe fuentes de la Policía Local.

Uno de los presuntos ladrones se encaró con quien le apuntaba y le advirtió de que estaba grabando las amenazas con un teléfono móvil. Fue al tratar de huir cuando fue alcanzado en una pierna por el disparo de una escopeta de aire comprimido de alta potencia, con un balín de 5,5 milímetros de calibre.

Varias dotaciones de la Policía Local se desplazaron hasta el escenario del incidente, a una decena de kilómetros de Valladolid, donde detuvieron a los dos intimidadores y recogieron el arma, que se encontraba escondida entre una maleza, junto a un árbol, según las mismas fuentes.

El herido, cuyo estado de salud no reviste gravedad, se encuentra ingresado en el Hospital Universitario Río Hortega de la capital vallisoletana, donde permanece en observación, y su compañero no ha sido localizado aún.