Martin Odegaard y el Real Madrid

Martin Odegaard y el Real Madrid

Fútbol LA LIGA

Odegaard, de fichaje adolescente a revelación: así es el futbolista que aún sueña con el Real Madrid

El noruego continúa haciendo méritos para volver al club blanco, pero antes regresará para jugar con la Real Sociedad.

Noticias relacionadas

Martin Odegaard (Noruega, 20 años) nació en Drammen un 17 de diciembre de 1998 y desde que prácticamente vino al mundo su vida ha estado ligada al fútbol. El nórdico es un auténtico apasionado de este deporte y es gracias a la figura de su padre por lo que empieza a inclinarse por el balompié. Hans Erik Odegaard fue centrocampista, como lo es ahora su hijo, en el Stromgodset IF y en el Sandefjord Fotball, para después pasar a enfocar su carrera en la parcela técnica.

El propio Martin reconoce que su padre siempre le ha ayudado, pero el talento de este joven futbolista le viene de forma innata. Con tan solo 13 años ya comenzó a entrenarse en el primer equipo del Stromgodset IF, allí fue donde dio inicio a su carrera, aunque antes probó con clubes de la talla del Bayern Múnich o el Manchester United.

Odegaard, en el Stromsgodset

Odegaard, en el Stromsgodset Reuters

Si en mayo de 2015 firmaba su primer contrato como profesional con el conjunto noruego, en enero 2016 fichaba por el Real Madrid. En su haber tiene el honor de haber sido el futbolista más joven en debutar en la primera división de Noruega y también en marcar un gol en ella, además es el primero en vestir la camiseta de la selección del norte de Europa.

Era tan solo un adolescente, pero todos los grandes del Viejo Continente se fijaron en el joven talento que salía del país nórdico. Liverpool, los equipos de Manchester, el Bayern nuevamente... Muchos son los que intentaron convencerle para que se uniera a sus filas, pero fue el Real Madrid el que consiguió el 'sí, quiero' de un jugador que por aquel entonces tan solo tenía 16 años.

Llegada a la casa blanca

Era el 22 de enero del año 2016 y el Real Madrid anunciaba la incorporación de Martin Odegaard. Con el noruego comenzaba un viraje en la política de fichajes del club de Concha Espina. De veteranos con el cartel de galácticos a las jóvenes promesas del panorama nacional e internacional llamados a obtener esa etiqueta. El centrocampista alternó el Castilla con el primer equipo, aunque en este último apenas tuvo participación.

Sin embargo, él dejó claro desde el principio el porqué de su elección: "Es un honor y un sueño que se cumple. La razón por la que elegí al Real Madrid es que este equipo tiene las mejores condiciones tanto deportivas para desarrollarme como jugador como externas para desarrollarme como persona. Es la mejor opción para mí. Me parece increíble estar preparado para un equipo como este".

Martin Odegaard y Emilio Butragueño, en la presentación del noruego

Martin Odegaard y Emilio Butragueño, en la presentación del noruego

Así como también su objetivo ya en su presentación: "Mi meta es convertirme en el mejor jugador posible. No es importante si juego en el primer o el segundo equipo. Es una gran ventaja y también fue importante para tomar esta decisión tener un segundo equipo de muy buen nivel y con un entrenador que ha sido uno de los mejores jugadores del mundo. Será una combinación. Voy a entrenar con el primer y el segundo equipo. Si Ancelotti me quiere usar con el primer equipo estaré encantado y sino también lo estaré con el Castilla".

Crecimiento en Holanda

Sin prácticamente minutos con el primer equipo merengue, se optó por una cesión en una de las mejores ligas europeas. Fue así como Martin Odegaard comenzó su andadura en la Eredivisie. En enero del 2017, firmó por el Heerenveen hasta junio de 2018. Una temporada y media en la que creció mucho gracias a la regularidad con la que jugaba en el conjunto holandés.

Cuando venció el acuerdo entre el Real Madrid y el Heerenveen, se llegó a un nuevo acuerdo, aunque esta vez con otro equipo de la liga neerlandesa. Así fue como el noruego recaló en el Vitesse y es allí donde acabó de explotar. Prácticamente cada fin de semana una de sus jugadas traspasaba fronteras hasta llegar a España y fue así como el runrún sobre un posible regreso a nuestro país empezó a sonar cada vez más fuerte.

Martin Odegaard, en un partido con el Vitesse. Foto: Instagram (@odegaard.98)

Martin Odegaard, en un partido con el Vitesse. Foto: Instagram (@odegaard.98)

El niño de oro se había hecho mayor. Sin esa cara de adolescente con la que llegó en 2015 a la capital, con un cuerpo ya formado y tonificado, Odegaard dejó atrás su aventura en el país de los tulipanes para estar más cerca de cumplir su sueño. Consciente de su situación y de lo que caro que se paga jugar en el Real Madrid a las órdenes de Zinedine Zidane, Martin volvió a España, sí; pero para jugar en la Real Sociedad.

Revelación en España

Muchos eran los equipos que se mostraron dispuestos a abrir sus puertas al centrocampista, ya fuese para un préstamo o también para una venta a título definitivo. En el Santiago Bernabéu no se quería escuchar ni siquiera hablar de la segunda opción, ya que llevaban varios años a esperando que llegase este momento de su confirmación. Por ello, la Real convenció tanto al conjunto blanco como al propio Martin Odegaard.

El futbolista cayó, como se suele decir, de pie en San Sebastián. Imanol Alguacil se prendó de él a las primeras de cambio, así como el resto de la plantilla de los txuri-urdin y su afición. En principio, permanecerá allí hasta junio de 2021, mientras en Concha Espina se frotan las manos con él. El futuro es suyo. Pero antes deberá visitar el feudo blanco como visitante. Lo hará este mismo fin de semana.

Martin Odegaard, en un partido con la Real Sociedad

Martin Odegaard, en un partido con la Real Sociedad realsociedad.eus

El jugador ya sabe lo que es marcar, existir y ser un pilar en un equipo de La Liga. Un paso previo a su desembarco definitivo en la casa blanca. Ahora llega el partido más especial para él. Jugar ante la que fue y será -aunque también es- su afición. Ya ha prometido que no habrá celebración si marca por respeto. Un guiño más a un madridismo que ya suspira por él.

El objetivo

El próximo mes de diciembre cumple 21 años. Todavía es muy joven, pero sus años lejos de su familia y de su país han hecho madurar a pasos agigantados a un futbolista que ya es calificado como una de las revelaciones del campeonato doméstico español. Él mismo deja clara su meta y avisa a posibles pretendientes de que solo piensa en el Real Madrid. "Es mi meta, por eso firmé por el Madrid. Pero ahora estoy contento aquí. Me da igual si es en cinco o seis años, pero quiero jugar y triunfar allí", dijo en la Cadena SER.

[Más información - El once revelación de La Liga: el uno por uno de Odegaard a Rodrygo]