Arte

Archivo de creadores, un proyecto que destaca la sabiduría de los mejores

Un proyecto de La Fábrica y la Fundación ”la Caixa” atesorará los testimonios de 100 figuras esenciales de nuestra cultura

29 noviembre, 2021 17:06

Una apuesta por el patrimonio inmaterial en forma de testimonios con figuras esenciales de nuestra cultura. Eso es lo que significa la puesta en marcha de Archivo de creadores, un proyecto ideado por La Fábrica y la Fundación ”la Caixa” que encuentra en Amazon Prime Video y Audible un vehículo para conservar y transmitir nuestro patrimonio inmaterial. A través de monólogos intensos los creadores se convierten en los narradores de sus propios documentales. 

La primera parte, que estará disponible a partir este viernes, cuenta con los artistas Alberto García-Alix y Antonio López, los cineastas Isabel Coixet y Fernando Trueba, RCR arquitectes, el escritor Antonio Muñoz Molina, la diseñadora Patricia Urquiola y el cocinero Juan Mari Arzak. Se trata de un proyecto que abre las puertas a los universos tanto personales como creativos al que se irán uniendo creadores de todos los campos en futuras temporadas. “No hemos cerrado la lista porque es un proyecto a largo plazo pero no está abierto a las modas, no habrá estrellas pasajeras ni tampoco se trata de abordar la última etapa de un creador”, ha explicado Alberto Anaut, director de La Fábrica. 

El proyecto se asienta sobre tres pilares. Por un lado, el archivo íntegro de diez horas de duración con cada creador que estará disponible en CaixaForum+, la futura plataforma digital de la Fundación ”la Caixa”. Por su puesto, estará indexado por categorías para que el espectador pueda acceder a los temas concretos que se abordan en cada parte de la conversación. En el segundo entra en juego Amazon Prime Video, plataforma en la que se verán 50 minutos de las charlas en forma de documental y en Audible se estrenarán podcast de esa misma duración. Además, La Fábrica editará la memoria escrita de cada una de las entrevistas en una colección de libros. 

La puesta en escena se enmarca en un escenario cercano a cada uno de los protagonistas mientras estos hablan directamente a cámara. Con un cuestionario abierto pensado para profundizar en aspectos como la vida, las ideas, la carrera, los valores, los aciertos y errores o la mirada sobre el mundo de cada uno de ellos, el proyecto busca “destacar la sabiduría de los mejores”. 

Las conversaciones, moderadas por un periodista al que no se ve aunque en ocasiones se le escucha lanzar las preguntas, se nutren también de algunas imágenes de archivo y de frases destacadas que se pueden leer en pantalla. Además, la melodía original de Alberto Palacios cambia de instrumento según el entrevistado. Así, Trueba viene acompañado del sonido de la armónica mientras que Arzak lo hace de una txalaparta. 

Rafael Aranda, uno de los tres arquitectos de la firma RCR, ganadora del Premio Pritzker, ha compartido que en su caso realizaron tres entrevistas individuales de dos horas y una conjunta de cuatro. “Siempre hemos intentado estar los tres juntos porque para nosotros la creatividad es algo compartido. Queríamos explicar nuestro camino para que se vea que los sueños son posibles. Ese es el mensaje que queremos transmitir”, ha compartido. Sin embargo, Alberto García-Alix prefiere escribir o hacer retratos antes que hablar a cámara, algo que la causa un gran pudor. "Nunca leo lo que se escribe sobre mí, en este caso no me puedo ver, me supera, me causa rechazo”, se ha sincerado.

Así, en los documentales cada uno de ellos reflexiona sobre su vida y su obra. Fernando Trueba, por ejemplo, explica cómo el visionado de El niño salvaje le hizo comprender que se quería dedicar al cine y Juan Mari Arzak comparte que falsificó algunas firmas para poder entrar en la Escuela de Hostelería. Antonio López, por su parte, manifiesta que el arte “está por encima de todo” y que ha “ocupado el lugar que de la religión”. Sin embargo, no es ajeno a que el arte contemporáneo es una disciplina difícil que en ocasiones no resulta accesible para todos mientras que “en el arte antiguo nadie se quedaba fuera”. Unos testimonios, en palabras de Anaut, "para profesionales e interesados en profundizar en sus figuras".

En definitiva, aproximadamente 1.000 de horas de testimonios que quedarán para las generaciones presentes y futuras en una apuesta firme por la conservación y la divulgación de la riqueza cultural española. 

@scamarzana