Magnus Carlsen y Fabiano Caruana durante la final del Mundial de ajedrez 2018

Magnus Carlsen y Fabiano Caruana durante la final del Mundial de ajedrez 2018 REUTERS

Otros Deportes AJEDREZ

La loca historia del 'Caruanagate' y el tercer Mundial del madridista Carlsen

Noticias relacionadas

Magnus Carlsen retuvo su título como campeón del mundo de ajedrez al derrotar a Fabiano Caruana (3-0) en el desempate. El noruego, que está a punto de cumplir 28 años, es campeón desde 2013 y demostró su superioridad en las partidas rápidas. Ambos llegaron a este punto tras las 12 tablas en los duelos clásicos. 

Caruana aspiraba a devolver la corona a Estados Unidos, que no cuenta con un campeón desde hace 43 años cuando Bobby Fischer se negó a defender su título contra Karpov. Sin embargo, Carlsen, al igual que hiciera ante Karjakin en 2016, impuso sus mayores dotes en las partidas semirrápidas con maestría. La final de este año ha traído eso sí las mayores polémicas en el mundo del ajedrez desde los tiempos de los míticos Fischer, Karpov o Kasparov.

La página de YouTube del club de ajedrez donde se ha preparado Caruana tuvo la indiscreción de publicar las aperturas ensayadas. La historia viene por la aportación económica que el multimillonario Rex Sinquefield ha hecho a la carrera de Fabiano. El aspirante accedió a que un equipo de televisión le grabara durante su preparación en el Club de Ajedrez de San Louis. La idea era realizar un documental para la historia de la preparación del estadounidense antes de su duelo con Carlsen. Sin embargo, una indiscreción dio al traste con todo.

La revelación de secretos en el vídeo

Durante unos segundos, la cámara enfoca a la pantalla de un ordenador donde se pueden ver las aperturas preparadas por Caruana. De esta forma, se dejaba al aire las jugadas más sagradas para cualquier ajedrecista. El 'Caruanagate' se convirtió en uno de los temas de debate durante la final, a pesar de que dicho vídeo fuera retirado segundos después. 

Magnus Carlsen, durante la final del Mundial de ajedrez 2018

Magnus Carlsen, durante la final del Mundial de ajedrez 2018 REUTERS

El propio Carlsen reconoció la existencia del vídeo y bromeó con ello antes de un predecible empate en la cuarta partida. Las tablas se fueron repitiendo hasta el duodécimo duelo. No había forma. Un hecho sin precedentes y que recordaba a los seis meses que duró la batalla entre Karpov y Kasparov en 1984 y 1985. Entonces no había desempate en forma de partidas de desempates y la lucha por la corona se eternizaba. 

La diferencia entre Carlsen y Caruana era muy grande en semirrápidas. Mientras que el noruego es el intratable número uno, el estadounidense cierra el top 10 mundial en este formato. De hecho, un error de Fabiano en el primer duelo de desempate terminó por desequilibrar la balanza cuando hasta los propios modelos informáticos daban tablas. 

La final del siglo XXI

La bolsa de la final se repartirá con 550.000 euros para Carlsen y 450.000 para Caruana. Además, ambos añadirán a sus ingresos un 5% de lo recaudado por Internet en la que ya ha sido la final más seguida del presente siglo. Los portales que emitían en streaming el duelo tuvieron este miércoles que contratar nuevos servidores para evitar caídas ante el número de peticiones. 

Sergio Ramos felicitando a Carlsen tras ganar el Mundial de ajedrez hace dos años.

Sergio Ramos felicitando a Carlsen tras ganar el Mundial de ajedrez hace dos años.

Magnus Carlsen, madridista reconocido y que incluso ha hecho el saque de honor en el Santiago Bernabéu, retiene de esta forma el cetro por dos años más. El noruego que preparó la final en España, entre Marbella y Canarias, sigue siendo el rey del ajedrez. Mientras, el aspirante Caruana tendrá que esperar para demostrar que puede ser el heredero de Bobby Fischer en EEUU

[Más información: Escándalo en el Mundial de Ajedrez: Carlsen no aprovecha los secretos de Caruana]