Khabib Nurmagomedov y Conor McGregor, separados por Dana White en el pesaje previo al UFC 229

Khabib Nurmagomedov y Conor McGregor, separados por Dana White en el pesaje previo al UFC 229 Stephen R. Sylvanie USA TODAY Sports

Otros Deportes UFC

UFC, la competición de 4.000 millones que vale más que los cinco grandes clubes de fútbol

Si existe una marca en el deporte que ha crecido notablemente en los últimos años, esa es la UFC -Ultimate Fighting Championship-. La mayor competición de artes marciales mixtas -por sus siglas en ingles, MMA- del mundo se ha convertido en el ejemplo perfecto de cómo desarrollar y sacar rédito económico.

La visión empresarial de Dana White y los hermanos Fertitta

Para explicar este fenómeno es necesario remontarse a 1993. Este fue el año en el que la UFC fue creada como una organización profesional de MMA. Esta disciplina deportiva tiene sus orígenes en el vale tudo, un arte marcial brasileño. Los practicantes de MMA mezclan varias artes marciales como kárate, boxeo o jiu-jitsu para sus combates.

No obstante, el año en el que cambió el curso de la UFC fue 2001. En dicha fecha, los hermanos LorenzoFrank Fertitta, así como el empresario Dana White, fundaron Zuffa LLC, empresa que compró los derechos de la UFC por dos millones de dólares.

Fue una apuesta arriesgada, y de la que los propios Fertitta admitieron tener dudas. Sin embargo, el imparable crecimiento de la competición en los siguientes quince años fue tal que su venta superó con creces todo lo esperado: en el año 2016, la agencia de talentos William Morris Endeavor adquirió la mayor parte de las acciones de la UFC por 4.000 millones de dólares.

Frank Fertitta, Dana White y Lorenzo Fertitta. Foto: ufc.com

Frank Fertitta, Dana White y Lorenzo Fertitta. Foto: ufc.com

Más valiosa que los cinco grandes equipos de fútbol juntos

Una operación que rompió todos los límites económicos habidos y por haber, convirtiéndose en la transacción más cara de la historia en su tipo, doblando lo que el exjugador de baloncesto Magic Johnson pagó por el equipo de beísbol Los Angeles Dodgers en 2011, o la venta de Los Angeles Clippers, franquicia de la NBA -la mayor liga de baloncesto del mundo- a Steve Ballmer, exdirector ejecutivo de Microsoft, en 2014.

De hecho, con esos citados 4.000 millones de dólares, el valor de la UFC supera con creces a las marcas deportivas más reconocidas. Sin alejarse de la NBA, el equipo más valioso de la competición norteamericana son los New York Knicks, con 3.600 millones de dólares. 400 millones de dólares menos que la UFC. Es más, el valor promedio de una franquicia de la NBA ronda los 1.650 millones de dólares. Menos de la mitad que la UFC, y eso que el pasado mes de febrero, por primera vez en la historia, todos los equipos de la NBA superaron los 1.000 millones de dólares de valor, según la revista Forbes.

Traslando esto al terreno del fútbol, la UFC tiene un valor mayor que el de los cinco equipos de fútbol más valiosos del mundo juntos, según el estudio Football Money League elaborado por la consultora DeloitteManchester United -831,6 millones de dólares-, Real Madrid -829,5 millones-, Barcelona -797,22 millones-, Bayern de Múnich -722,8 millones- y Manchester City -648,9 millones-. De locos.

Pese a ser el equipo más valioso de la NBA, los New York Knicks no superan a la UFC en materia económica. Foto: knicks.com

Pese a ser el equipo más valioso de la NBA, los New York Knicks no superan a la UFC en materia económica. Foto: knicks.com

El pay-per-view, secreto del éxito

Pero, ¿a qué se debe este espectacular crecimiento que ha recibido la UFC en los últimos años? Una de sus mayores fuentes de ingresos es el sistema conocido como pay-per-view, o lo que es lo mismo, pagar por ver online y en directo los combates. Estos ya han superado a las grandes veladas del boxeo, y buena prueba de ella es lo sucedido en el último gran evento de la UFC: el  UFC 229.

Este contó como principal atractivo el famoso combate entre el siempre polémico Conor McGregor y el imbatido Khabib Nurmagomedov. Días antes del evento, Dana White, que sigue ejerciendo como presidente de la UFC, afirmó al medio TMZ que esperaba que las compras del evento estuvieran "entre 2,6 y 3 millones".

Finalmente no se alcanzó esa cifra, pero sí se logró superar los dos millones, batiendo así al combate entre Mike TysonEvander Holyfield, que llegó al 1,995 millones de suscripciones. El propio White habló días después del combate al mismo medio citado anteriormente: "Los números de pago por visión están comenzando a llegar, así que estoy de mejor humor que el sábado. No hicimos tres millones, pero es tan difícil de romper dos millones... Incluso el Tyson-Holyfield alcanzó los 1,995. Cosas así no llegaron a los dos millones. Tenemos más de dos millones, así que estoy feliz".

Conor McGregor, uno de los luchadores más reconocidos de la UFC y a su vez uno de los deportistas mejor pagados del mundo. Foto: Instagram (@thenotoriousmma)

Conor McGregor, uno de los luchadores más reconocidos de la UFC y a su vez uno de los deportistas mejor pagados del mundo. Foto: Instagram (@thenotoriousmma)

Como empresa privada, la UFC no publica sus números oficiales en este apartado, por lo que se desconoce con exactitud sus ganancias en pay-per-view. Se cree, eso sí, que los cuatro combates más vistos de la UFC han contado con la presencia de Conor McGregor, por lo que el irlandés parece ser otra mina de oro para la organización.

Sea como sea, la visión empresarial de White, así como de los hermanos Fertitta, que también continúan en la empresa, aunque en su caso como inversores minoritarios -y que ahora tienen nuevos proyectos entre manos-, ha traído consigo el mayor crecimiento económico de una empresa, licencia o marca deportiva que se recuerda.

"Ha sido emocionante ver increíble crecimiento de la organización en la última década bajo la dirección de los hermanos Fertitta, Dana White y su buen equipo de trabajo. Ahora estamos comprometidos con la búsqueda de nuevas oportunidades para UFC y sus atletas con talento para asegurar el continuo crecimiento del deporte y el éxito a escala mundial de la empresa", explicó Ariel Emanuel, CEO de WME, al momento de comprar la UFC.