Los entrenadores de dos equipos de fútbol americano alevín se pelean al terminar un partido

Los entrenadores de dos equipos de fútbol americano alevín se pelean al terminar un partido

Otros Deportes FÚTBOL AMERICANO

De saludo a brutal pelea: la lamentable imagen en un partido de alevines en EEUU

Dos entrenadores de fútbol americano han terminado a golpes después de un partido de categoría alevín que jugaron niños de 10 y 11 años en Virginia. Al terminar el encuentro se produjo el clásico saludo entre jugadores y rivales, entrenadores incluidos, pero la deportividad brilló por su ausencia.

En lugar de saludarse, uno de ellos le echa a otro algo en cara y comienzan a discutir. Entonces otros miembros de los equipos intentan calmar los ánimos, pero la discusión se acalora y uno de los entrenadores lanza un puñetazo al aire, lo que desencadena la pelea.

En las imágenes se escuchan los gritos de los niños, horrorizados ante la escena que están contemplando, y son los padres los que entran a intentar relajar la situación cuando la violencia física termina. La policía local se presentó después en el campo, pero nadie presentó heridas graves ni cargos.

La violencia en el deporte base no es un problema que sólo afecte a España, como se ha podido ver en estas imágenes que llegan desde Estados Unidos. Su autor declaró a 'News5' que "fue lamentable ver a los niños llorando y asustados. Son sus entrenadores, a quien ellos admiran. Espero que todo se resuelva y no suceda de nuevo".

No es un caso aislado

Recientemente se ha conocido la noticia de un niño de nueve años en Almería que sufrió una fractura de tibia y peroné durante un partido de fútbol y desde la grada recibió gritos por parte de los padres del equipo rival acusándolo de fingir mientras se encontraba dolorido en el suelo.

El comportamiento de los padres en los espectáculos deportivos de sus hijos continúa siendo un grave problema que se debe solucionar, para empezar por la horrible imagen que le dan a los niños, normalizando situaciones de violencia, tanto verbal como física, que deberían ser duramente condenadas por la sociedad.