El pequeño Álvaro, tras sufrir la entrada.

El pequeño Álvaro, tras sufrir la entrada.

Fútbol FÚTBOL

Le rompen la tibia y el peroné a un niño... ¡y le increpan desde la grada!

  • El pequeño de nueve años sufrió una dura entrada en un partido de benjamines y ni sus desgarradores gritos evitaron las críticas de varios padres.
  • Ni el árbitro ni el CD Vera se interesaron por el estado de salud del jugador.

El fútbol a edades tempranas suele ser un arma de doble filo. Los padres esperan con ilusión que sus hijos sean los nuevos Leo Messi o Cristiano Ronaldo y eso en ocasiones deja imágenes muy lamentables sobre el campo, como la que se vivió en un partido de benjamines entre el CD Vera y el Natación de Almería.

Álvaro José, un jugador de tan solo nueve años sufrió una aparatosa entrada por parte de un rival que le rompió la tibia y el peroné. Tras el tremendo choque los gritos del pequeño eran desgarradores, pero eso no pareció importar a muchos padres, que no dudaron desde la grada en recriminar al pequeño por (supuestamente) haberse tirado.

"Anda, anda" o "farsante" fueron algunas de las lindezas que se pueden escuchar en un vídeo grabado desde la propia grada y que se ha vuelto viral. Tras su marcha en brazos, y ya en el vestuario, los médicos descubrieron que el jugador tenía fracturada la tibia y el peroné, una lesión más propia de futbolistas profesionales y que mantendrá a Álvaro José escayolado unos tres meses tras haber sido operado.

Ni el árbitro ni el CD Vera se preocuparon por él

Según informa Ideal el pequeño no recibió ninguna ayuda por parte del CD Vera y fueron los padres junto a otro jugador del Almería los encargados de llevarle al Hospital Mediterráneo para tratarle la dura lesión. Tampoco fue muy ética la actitud del árbitro del encuentro, Alejandro Soler, que no recogió ningún tipo de incidencia en el acta ni paró el partido tras la entrada a Álvaro.

Tras el choque el equipo local no se puso en contacto con el niño, que ya se recupera en su casa y espera volver a calzarse las botas muy pronto: "No os preocupéis que dentro de poco estaré jugando", declaró el pequeño a Antena 3.