Lomanchenko (i) y Rigondeaux (d).

Lomanchenko (i) y Rigondeaux (d).

Otros Deportes BOXEO

Lomachenko vs Rigondeaux: el mejor combate que se haya pactado nunca

Disputarán el Campeonato del Mundo del peso Superpluma este sábado en el Madison Square Garden Theater de Nueva York en una pelea que ha levantado mucha expectación.

Este 9 de diciembre llega la gran cita del boxeo. El combate que los verdaderos aficionados al Noble Arte estaban esperando. Dos estilos distintos, dos hombres diferentes tanto en su concepción del boxeo como en su estilo de vida. Dos campeones olímpicos (cada uno de ellos ganó dos oros) y dos luchadores que lo han dado todo hasta llegar a ser considerados dos de los mejores peleadores libra por libra de la actualidad.

Vasil Lomachenko ('Hi-Tech') y Guillermo Rigondeaux ('El Chacal') disputarán el Campeonato del Mundo del peso Superpluma. Entre los dos suman la friolera de 670 combates, con 665 victorias, y ningún rasgo en sus facciones les delatan como boxeador. Esto da idea de la calidad técnica de ambos.

Son dos boxeadores que están muy por encima de la media. Sus cualidades técnicas y físicas, unidas a un talento natural para el boxeo y al hecho de que ambos están imbatidos en el campo profesional, hacen que los expertos no se pongan de acuerdo sobre el resultado del combate.

"Esta es la gran pelea. Me encantan ambos boxeadores. Es, sobre el papel, el mejor combate que se ha pactado nunca. No puedes encontrar en teoría dos boxeadores mejores y hacer que se enfrenten. Estoy ansioso porque empiece", afirmó Roy Jones Jr, campeón en tres divisiones.

ASÍ SON

Guillermo Rigondeaux (El Chacal) tiene 37 años. Nació en Cuba y disputó 247 combates amateurs, de los cuales ganó 243. Fue campeón olímpico dos veces en Sidney 2000 y Atenas 2004. En 2007 intentó desertar del equipo cubano, pero fue detenido y apartado de la selección. En 2009 escapó de nuevo, esta vez con éxito, y se estableció en Miami, donde comenzó su carrera profesional.

Rigondeaux.

Rigondeaux. REUTERS

Vasil Lomachenko (Hi-Tech) tiene 29 años. Nació en Ucrania y disputó 395 combates con tan sólo una derrota. Ganó tres campeonatos del mundo y dos oros olímpicos. En 2013 se estableció en Miami y debutó como boxeador profesional, disputando el título mundial en su segundo combate.

Rigondeaux ha disputado 17 combates profesionales, con 17 victorias, 11 de ellas por KO. Es campeón del mundo del peso Supergallo. Para el combate con Lomachenco tiene que subir dos categorías de peso. El ucraniano tiene 11 peleas profesionales, de las que ha ganado todas, excepto una. Es campeón del mundo del peso Superpluma.

CARACTERÍSTICAS DE LOS PÚGILES

Vasil Lomachenko es un boxeador zurdo. Sus condiciones físicas son extraordinarias. Tiene velocidad, potencia, movilidad y una amplia gama de golpes y movimientos que lo hacen imprevisible. Ningún otro boxeador actual lanza tantos golpes como él durante un combate ni es tan difícil de golpear. Es un maestro de la media distancia.

Vasil Lomachenko.

Vasil Lomachenko. REUTERS

Al contrario que Rigondeaux, Lomachenko es un “slow starter”, es decir, un boxeador que no se precipita. Comienza sus combates con la guardia alta y presionando a sus rivales. Vasil boxea siempre en la media distancia. En esta posición, en la que la cara está siempre al alcance de los puños del rival, el ucraniano hace valer su versatilidad. Su esquiva de cintura, sus desplazamientos de piernas, sus cambios de ángulo con side-steps y su increíble variedad de golpes y frecuencia de golpeo. La combinación de estas habilidades le hacen totalmente imprevisible, ya que, al contrario que la mayoría de los boxeadores, no sigue un patrón concreto de pelea.

Si Rigondeaux es un pegador de un golpe, Lomachenko es todo lo contrario. A menudo lanza jabs sin fuerza a la guardia del rival para distraerlo y mantener su distancia. Estos jabs van siempre seguidos de una combinación de tres golpes o de un desplazamiento lateral para ganar una posición ventajosa.

A medida que avanza el combate el ucraniano incrementa el ritmo. Más golpes y más velocidad, pasos laterales, los famosos “side-steps” que son su marca de la casa y empieza a utilizar los uppercuts y golpes al cuerpo. Pocos boxeadores pueden soportar su ritmo, el número de golpes y la potencia creciente de los mismos.

Guillermo Rigondeaux tiene 37 años y también es zurdo. Es un pegador de un golpe. No usa combinaciones complicadas, sino golpes aislados con los que busca el KO desde el primer momento. Es explosivo y veloz. Al contrario que Lomachenko, no se toma su tiempo, sino que lanza fuertes directos desde el principio del combate, buscando el KO en todo momento.

Rigondeaux y Lomachenko.

Rigondeaux y Lomachenko.

Boxea siempre en la larga distancia, buscando llegar con golpes aislados, especialmente con el hook de derecha largo y el directo de izquierda, a veces en bolea, así como el gancho de izquierda al cuerpo. Son golpes muy potentes y rápidos y cualquiera de ellos puede acabar la pelea en un instante. Tiene una buena esquiva, que unida a la larga distancia en la que boxea, le hacen un blanco difícil de alcanzar.

PROS Y CONTRAS

Es un combate difícil de pronosticar, pues ambos boxeadores son muy completos y, sin embargo, tienen estilos y condiciones totalmente diferentes. Ambos son encajadores. Son técnicos y tienen potencia en sus golpes.

Rigondeaux es mas pegador y más explosivo y a pesar de ser seis centímetros mas bajo que su rival, tiene siete centímetros más de envergadura, con lo que su ventaja frente a Lomachenko está en mantener la larga distancia y llegar con sus golpes largos. Su debilidad puede ser que, en ocasiones, lanza golpes muy abiertos, quedando desprotegido frente a contragolpes. También puede influir la edad, ya que sus 37 años pueden pasarle factura.

Vasil Lomachenko es más técnico y tiene una mayor gama de golpes. Su frecuencia de golpeo es muy superior. Es joven y está en el mejor momento de su carrera. Su fondo físico y su fortaleza son sus principales bazas en este combate. Como punto débil está el hecho de que le cuesta esquivar el directo de derecha “overhand”, que es precisamente el golpe estrella de Rigondeaux.

EL COMBATE

Hay expertos que aseguran que puede ser un combate aburrido dado las características de ambos boxeadores. En cambio, puede ser un combate en el que los primeros rounds serán de tanteo, con un Rigondeaux que estará más cauto que de costumbre. El combate se irá acelerando según transcurran los asaltos y es probable que alcance un ritmo frenético.

Rigondeaux intentará imponer la larga distancia con su jab de derecha y conectar con golpes largos aislados, especialmente con el directo de derecha o la bolea. Lomachenko, por su parte, intentará en todo momento presionar a su rival situándose en la media distancia. Obligándole a sacar manos y buscando los golpes al cuerpo.

A pesar de que ambos son dos superclase hay dos factores que van a decidir el resultado del combate. Por una parte, el hecho de que Rigondeaux haya tenido que subir de peso dos categorías y por otra los ocho años de edad que separan a ambos contendientes.

El combate puede estar igualado durante los primeros asaltos, pero en la segunda parte del mismo el estilo, la fortaleza y la resistencia física de Lomachenko se impondrán claramente. Posiblemente pueda ser un gran combate que no llegará al final de los 12 asaltos, aunque no olvidemos que estamos hablando de boxeo y de campeones y cualquier cosa puede pasar.

*José Luis Serrano es director de 'Fightland' y árbitro y analista de boxeo.