El equipo ruso de natación sincronizada.

El equipo ruso de natación sincronizada. BERNADETT SZABO Reuters

Otros Deportes

La natación sincronizada cambia de nombre a pesar de la oposición rusa

Pasa a llamarse natación artística con el visto bueno de las federaciones nacionales, pero sin tanto apoyo por parte de nadadoras y técnicos.

La natación sincronizada ya es historia. No este deporte en sí, por supuesto, sino su denominación. El congreso de la Federación Internacional de Natación (FINA) celebrado estos días ha servido para instaurar el nuevo nombre de la modalidad: natación artística. A sugerencia del Comité Olímpico Internacional (COI), pasa a llamarse así para estimular su popularidad y equipararse con disciplinas como la gimnasia artística.

Ya se ha cambiado la palabra 'sincronizada' por 'artística' en la constitución de la FINA y ocurrirá lo mismo a partir de ahora en todos los eventos, incluidos los Juegos Olímpicos. La decisión motivará que "sea una disciplina mejor entendida por el público y los medios", según declaró el vicepresidente de la FINA, Sam Ramsamy, al portal Inside the games. Eso sí, no ha habido una mayoría casi unánime que sustente la implementación del cambio.

Mientras que los representantes de las distintas federaciones nacionales están de acuerdo con la medida, hay cierta oposición entre nadadoras y técnicos. Destaca sobre todo la de Rusia, encabezada por su entrenadora, Tatyana Pokrovskaya. "Estamos en contra de la decisión. Estábamos bastante satisfechos con el nombre actual, porque primariamente esto es un nado sincronizado. No sé qué tipo de capricho es este, de quién y cuál era el nombre original, pero esto no cambia la esencia de nuestro deporte", declaró a la agencia de noticias TASS.

Lo dice la máxima responsable técnica de la gran dominadora mundial de este deporte (seis oros de ocho posibles en los Mundiales que se disputan ahora mismo en Budapest). Habrá que esperar para ver si es cierto que la natación artística consigue tener más adeptos que la natación sincronizada.