Maverick Viñales y Marc Márquez durante la clasificación en Sachsenring.

Maverick Viñales y Marc Márquez durante la clasificación en Sachsenring. Repsol Honda

MotoGP

Primer altercado entre Maverick Viñales y Marc Márquez en la clasificación de Sachsenring

“Creo que lo ha hecho a conciencia. Me lo guardo por si alguna vez tengo que utilizarlo”, asegura el piloto de Yamaha después del toque entre ambos y tras recibir las disculpas del poleman.

Elena Isardo

Fue en el ecuador de la sesión de clasificación en Sachsenring cuando se produjo el primer altercado de la temporada entre Maverick Viñales y Marc Márquez tras coincidir ambos en la pista alemana. Un toque que pudo terminar con la caída de ambos, pero que finalizó con la pole del vigente campeón del mundo de MotoGP y la undécima posición en la parrilla de salida del piloto de Yamaha.

El contacto llegó en la curva 2, cuando Maverick superó a Márquez. De inmediato, el piloto del equipo Repsol Honda quiso recuperar la posición, pero terminaron impactando. Al final del entrenamiento y con la pole en el bolsillo, Márquez pidió perdón a Maverick por la acción. Ambos se enzarzaron en un rifirrafe verbal en la zona de la pista delimitada para practicar las salidas.

“En la primera curva, él se ha parado en medio de la trazada y lo he adelantado como he podido, porque quería hacer la vuelta detrás de Crutchlow. Luego él ha frenado con mi moto en la siguiente curva. Es algo que me guardo en el bolsillo por si alguna vez tengo que utilizarlo. Creo que lo ha hecho a conciencia, es difícil no hacerlo a conciencia. No pasa nada, son lances de la Q2 y es algo que uno tiene en cuenta. Ahora ya sabemos dónde está el límite. Es algo que tengo guardado y que cuando tenga que utilizarlo, lo haré”, advirtió el piloto español de Yamaha.

Evidentemente la versión de Marc Márquez es bien distinta. “Creo que ha habido un poco de confusión, pero luego le he pedido perdón. En una vuelta venía rápido, él estaba en medio y le he tenido que pasar. En la vuelta siguiente quería tirar y hacer una buena vuelta, pero me ha pasado cerca en la curva 2, se ha ido un poco largo y por eso he intentado mantener el interior, pero nos hemos tocado", explicó.

"Lo importante es que ninguno de los dos nos hemos caído. No se escuchaba nada cuando estábamos hablando. Está claro que él tendrá su versión y yo tengo la mía, pero lo importante es que los dos nos hemos mantenido encima de la moto porque nos podíamos haber caído”, zanjó el piloto del equipo Repsol Honda antes de pelear este domingo por su octava victoria consecutiva en el circuito de Sachsenring.