Fernando Alonso durante el pasado Gran Premio de Canadá.

Fernando Alonso durante el pasado Gran Premio de Canadá. CHRIS WATTIE Reuters

F1

A Alonso le sale caro probar el nuevo motor de Honda: último en Bakú

Sancionado con 15 posiciones en la parrilla de salida, podría perder hasta 40 en el caso de volver a utilizar la unidad de combustión anterior.

M.C.

Fernando Alonso no gana para disgustos. Tras un nuevo abandono en Canadá por romper motor, estrenará uno nuevo este fin de semana en Bakú. Con una consecuencia más que drástica: salir último en el Gran Premio de Azerbaiyán. McLaren-Honda ha confirmado que el asturiano va a probar la evolución en la unidad interna de combustión de su monoplaza este viernes, en plenos entrenamientos libres. Por lo tanto, será penalizado con 15 posiciones en la parrilla de salida. Y no sólo eso: en el caso de que tuviese que volver a utilizar su motor anterior porque el nuevo no da el resultado esperado (algo que no se descarta), la sanción podría ser hasta de 40 posiciones.

Por lo tanto, Alonso parece abocado a ser el último de la fila en la carrera del domingo, además de a vivir otro momento para olvidar en un año cargado de ellos. Tiene asumidas las consecuencias de ser el único probador de las nuevas especificaciones desde hace semanas, porque lo sabe desde la anterior prueba del Mundial. La evolución planteada por Honda ha sido calificada como "intermedia" por su jefe, el japonés Yusuke Hasegawa.

A pesar de las promesas de mayor potencia (entre 12 y 30 CV más), el bicampeón del mundo no ha perdido el pesimismo con respecto al presente curso. Este jueves ya dejó claras sus intenciones de cara al futuro: "El año que viene voy a ganar. Donde corra voy a ganar [...] No me interesa luchar por el top 10, ni por el quinto, me interesa ganar donde corra. Y la otra idea es que el resto del año estaremos luchando por la Q3 y algún punto".

"Se dice que sólo hay sitio aquí y aquí y luego hay muchos más de lo que se pueda pensar. Hasta septiembre u octubre no voy a hablar de ello", añadió también Alonso. A él le gustaría tener que salir último "cuando tengamos alguna penalización por avería de los motores" y no por la circunstancia de este Gran Premio, pero tendrá que resignarse. Su compañero Stoffel Vandoorne también cambiará toda su unidad de potencia excepto la evolución en el motor, por lo que entre los dos pilotos de McLaren podrían perder entre 30 y 40 posiciones por cabeza en la salida. Un panorama, como ya viene siendo habitual esta temporada, nada halagüeño.