Imagen de la nueva 'chicane' que ha sembrado la discordia entre los pilotos de MotoGP.

Imagen de la nueva 'chicane' que ha sembrado la discordia entre los pilotos de MotoGP. MotoGP

MotoGP

La nueva ‘chicane’ de Montmeló origina la rebelión de los pilotos de MotoGP

Se plantan en la reunión de la Comisión de Seguridad para volver a utilizar la variante de la F1 y amenazan con no correr en el circuito catalán en 2018 si no se vuelve al antiguo trazado.

Noticias relacionadas

El fatal accidente de Luis Salom en la curva 12 del circuito de Montmeló provocó que, por razones de seguridad, la pista se modificara durante las jornadas del sábado y del domingo para utilizar la variante de la Fórmula 1 y así evitar pasar por el viraje donde perdió la vida el piloto español. Un cambio sobre la marcha que durante el invierno se materializó en un nuevo sector para convertir la curva 12 en una chicane lenta de derecha-izquierda-derecha que contó con el consenso de todos los pilotos para reducir la velocidad en ese punto. El circuito catalán invirtió 300.000 euros en unas obras que, finalmente, no han servido para nada porque la nueva variante ha originado la rebelión de los pilotos de MotoGP.

Tras la primera jornada de entrenamientos del Gran Premio de Cataluña, todos los pilotos de la clase reina que han acudido a la reunión vespertina de la Comisión de Seguridad se han plantado y han exigido volver a utilizar este sábado y domingo la variante de la F1. Además, han amenazado con no correr en el circuito catalán en 2018 si no se vuelve al antiguo trazado. Un órdago que provocaría unas nuevas obras que rondarían los cuatro millones de euros al tener que ampliar la escapatoria de la curva 12 a costa de derribar una grada que alberga a 7.000 espectadores.

Una rebelión que comenzó cuando, después de las dos sesiones de entrenamientos libres, Valentino Rossi criticó con dureza la nueva chicane. “Es fea y peligrosa. La primera curva a izquierdas, que se corta sobre el piano, es mucho más peligrosa porque vas en contra peralte y es muy fácil perder el neumático delantero. Si lo pierdes ahí, la moto se queda en medio de la pista y también el piloto porque la velocidad es baja. La nueva chicane es un trozo de asfalto pegado a una pista y es como rodar en un párking. Para mí, la variante de la Fórmula 1 es más segura y tiene un peralte que te ayuda a hacer la curva. Espero que todos los pilotos estén de acuerdo en hacer la del año pasado”, aseguró el piloto italiano, quien confirmó que el circuito de Montmeló no cuenta con el presupuesto necesario para acometer las obras que los pilotos exigen con la finalidad de recuperar el trazado antiguo.