Maverick Viñales, en el box de Yamaha en el circuito de Mugello

Maverick Viñales, en el box de Yamaha en el circuito de Mugello Yamaha

MotoGP

Maverick se mira en Lorenzo

Ha visionado sus carreras en Mugello, donde el mallorquín ha ganado en cinco ocasiones. “Con la información que tengo de Jorge, intentaré sacar el mayor provecho”, asegura el líder de MotoGP, que sufrió una caída sin consecuencias a 189 km/h 

Noticias relacionadas

Está dispuesto a ganar en la casa de su compañero de equipo, mermado físicamente tras el accidente que sufrió la pasada semana mientras entrenaba con una moto de cross. La intención de Maverick Viñales no es otra que sumar su cuarta victoria de la temporada para ampliar su renta al frente de la general de MotoGP. Por eso ha preparado a conciencia el Gran Premio de Italia y ha encontrado en su antecesor en Yamaha la mejor solución a sus quebraderos de cabeza. El piloto español ha dedicado la última semana a visionar las carreras de Jorge Lorenzo en el circuito de Mugello, donde el mallorquín no se ha bajado del podio desde 2009 y ha ganado en cinco ocasiones (2011, 2012, 2013, 2015 y 2016) con la fábrica de los tres diapasones.

“Mugello es un circuito muy difícil técnicamente y también es muy difícil encontrar una buena puesta a punto para toda la vuelta. El año pasado, con la Suzuki, me costó en el T4 pero, en cambio, era fuerte en el T1 y el T3. Con la información que tengo de Jorge, que siempre fue rapidísimo aquí, intentaré sacar el mayor provecho”, asegura el piloto de Roses, dispuesto a copiar el estilo de pilotaje de Lorenzo en la bella pista de la Toscana. “He revisado muchas carreras y siempre estaba delante. Hay que aprender mucho de él para hacer sus trazadas. Hay que hacer una buena clasificación y apretar desde el principio”, añade.

El líder de la general de MotoGP, que cuenta con una renta de 17 puntos sobre Dani Pedrosa y 23 sobre Valentino Rossi, no ha comenzado con buen pie en Mugello porque en la segunda sesión del día sufrió una aparatosa caída que le llevó a perderse más de 20 minutos del entrenamiento y a finalizar en la decimotercera posición (1:48.014), justo por detrás de su compañero de equipo y a 0.649 del mejor crono marcado por el británico Cal Crutchlow.

Cuando sólo se habían disputado los primeros 15 minutos y había completado seis giros, perdió el tren delantero al afrontar la curva 9 (Arrabiata 2) y se fue al suelo a unos 189 km/h. Una caída que se salvó sin consecuencias físicas para el piloto, a excepción de una abrasión en el codo de su brazo izquierdo.

“No sé lo que ocurrió, pero iba bastante rápido. Tuve mucha suerte, cometí un error y espero aprender de ello. Me caí en el piano, donde hay menos agarre que en el asfalto”, narró después de dar varias volteretas sobre la grava y salir corriendo antes de arrodillarse de nuevo sobre la grava. “Quería quitarme de en medio porque al final no sabes si ha pasado algo o hay algo en la pista. Lo primero que te pasa por la cabeza es salir de ahí por si viene otro, ya que es una curva muy rápida. Me quemaban mucho los dedos, imagino que por el asfalto, y por eso me he tomado luego mi tiempo para levantarme”, explicó Maverick, que en la primera sesión libre finalizó tercero.