Maverick Viñales celebra su triunfo en Le Mans.

Maverick Viñales celebra su triunfo en Le Mans. EFE

MotoGP GP de Le Mans

Maverick lleva al límite a un Rossi que acabó en el suelo

El italiano cometió un error en el último giro y después se cayó al intentar recuperar la primera posición. El español, que otorgó a Yamaha la victoria 500, lidera de nuevo la general.

Noticias relacionadas

Después de dos carreras desastrosas, como él mismo calificó, necesitaba ganar tras dominar con mano de hierro la pretemporada y firmar las dos primeras victorias del año. Sabía de su capacidad en el circuito Bugatti de Le Mans, donde consiguió su primer triunfo mundialista en 2011 tras superar a Nico Terol en la última curva y donde la pasada campaña se subió por primera vez al podio de MotoGP. Maverick Viñales, que partió desde la pole y lideró durante buena parte la prueba, llevó al límite a Valentino Rossi en la última vuelta y se impuso en el Gran Premio de Francia, donde volvió a recuperar el liderato con 17 puntos sobre Dani Pedrosa, tercero en el podio francés, y 23 sobre su compañero de equipo. [Así te hemos contado el GP de Francia de MotoGP]

El piloto italiano, que se puso en cabeza cuando restaban dos giros para el final, superó al español en la chicane que conforman las curvas 2 y 3 con una maniobra por el interior en la que ambos se tocaron y en la que Maverick tuvo que levantar su moto para evitar irse al suelo. Así llegaron a una última vuelta vibrante en la que Johann Zarco, el héroe local, se aseguró la tercera posición en la temporada de su debut en la clase reina. El piloto francés, que lideró las siete primeras vueltas, subió por primera vez al podio de MotoGP ocho años después del logrado por su compatriota Randy de Puniet en el circuito de Donington Park en 2009.

Valentino Rossi afrontó la última vuelta en cabeza mientras su compañero de equipo esperaba paciente la llegada al tercer sector del trazado para intentar superarlo. No necesitó llegar a esa zona de la pista porque el italiano cometió un error en Garage Vert, donde hay que frenar muy fuertemente y levantar la moto lo antes posible para acelerar. Il Dottore se fue largo y Maverick aprovechó el fallo para ponerse en cabeza y comenzar a cerrar huecos para contener el envite final del italiano, que se fue al suelo persiguiendo al español. Viñales, que suma tres victorias en la temporada de su debut con la fábrica de los tres diapasones, otorgó a Yamaha su triunfo número 500 en el campeonato del mundo.

De esta forma, Maverick Viñales arrebata el liderato a su compañero de equipo y llegará a Mugello –territorio Rossi- con 17 puntos de renta sobre Pedrosa, 23 sobre el italiano y 27 sobre Marc Márquez, que se fue al suelo cuando restaban 10 vueltas para el final de la carrera y, desde la cuarta plaza, trataba de dar caza a Il Dottore.