Fernando Alonso, durante un GP de Fórmula 1 en su etapa con McLaren

Fernando Alonso, durante un GP de Fórmula 1 en su etapa con McLaren REUTERS

Motor AUTOMOVILISMO

El reto de Fernando Alonso en 2020 tras el 'no' a la F1: acertar con quién se asocia

El piloto asturiano confirmó este miércoles que de momento no iba a volver a la Fórmula 1 de cara a la próxima temporada. 

Noticias relacionadas

A menos de 10 días para que dé comienzo las 24 Horas de Le Mans 2019, la última prueba del Mundial de Resistencia en esta supersesión 2018/2019, Fernando Alonso se mantiene concentrado en el doble reto de lograr por segunda vez la corona de la prueba gala y cerrar el título del WEC de la mano de Toyota.

Fernando Alonso descarta volver a la Fórmula 1

Tras la prueba francesa, Alonso no tiene más citas anunciadas en su calendario aunque la partida de ajedrez para adivinar cuál será su futuro hace tiempo que dio comienzo. El fracaso en las 500 Millas de Indianápolis deja pendiente la conquista de la Triple Corona, aunque el propio piloto reconoce que sigue siendo su gran objetivo: "No tengo en mente abandonarlo. En el deporte para conseguir algo único, hay que intentarlo y fallar muchas veces. He corrido más de 300 Grandes Premios de F1 y he ganado 32 (...) en el deporte el porcentaje de éxito e historia es bajo. Por eso es único cuando se consigue".

Por el momento, el asturiano se ha limitado a descartar más que a anunciar sus próximos retos. Si hace unos días rechazaba competir la temporada completa de la IndyCar como forma para preparar mejor la Indy500, este miércoles cerraba, por el momento, la puerta a un regreso a la Fórmula 1.

Alonso sigue firme en su idea de seguir buscando retos en pruebas emblemáticas, algo por lo que descarta el programa completo de la Indy: "Si hago Indianápolis, creo que la forma de hacerlo será con una única carrera otra vez. La temporada entera es un compromiso demasiado grande en cuanto a carreras, preparativos".

El caso de la Fórmula 1 es algo diferente. En una ronda de respuestas a sus fans, Alonso cerraba la puerta al Gran Circo aunque los motivos son distintos al 'no' a la IndyCar. "¿Volverías a la F1, aunque solo fuese por hacernos felices a los fans españoles?", le preguntaron. "¡Jejeje! Hombre, no sería por eso una posible vuelta. No está en mi cabeza en este momento", respondió el asturiano que por el momento no cuenta con otra propuesta más que la de McLaren para regresar, un proyecto que aún está lejos de poder luchar por el título.

El 'no' a la IndyCar y a la F1 se suma al 'no' que ya anunció hace algunas semanas a seguir con Toyota en el Mundial de Resistencia. La escudería nipona sustituirá a Fernando Alonso por Brendon Hartley y firman la ruptura de una relación de más de un año repleta de grandes resultados.

Fernando Alonso. Foto. Instagram (@fernandoalo_oficial)

Fernando Alonso. Foto. Instagram (@fernandoalo_oficial)

Alonso quiere ganar

Lo único claro en el futuro de Fernando Alonso es que competirá para ganar. Los fracasos en Fórmula 1 y la Indy500 de la mano de McLaren le han dejado claro que debe elegir bien con quién asociarse. "La verdad es que no sé si volveré con McLaren, en el momento en que se plantee la posibilidad tendría que ver qué opciones existen", explicaba el asturiano sobre su futura participación en las 500 Millas de Indianápolis.

Elegir a Toyota para competir en el WEC o el Cadillac del Wayne Taylor Racing para las 24 Horas de Daytona le han hecho volver a ser competitivo y poder sacarle el máximo provecho a su talento. Algo que de la mano de McLaren Indy ha sido imposible. La propia escudería inglesa reconoció la culpa en el fracaso explicando que confundieron pulgadas y centímetros en la puesta a punto del coche, entre otros graves errores.

Poder ganar es el único, y no pequeño, requisito que Alonso pone a todos sus próximos retos. Algo que ya ha puesto en práctica con el siguiente objetivo en su lista de deseos. El Dakar 2020 es, a falta de confirmación oficial, un reto que el asturiano tiene entre ceja y ceja. Pero antes de 'volar' sobre las dunas de Arabia Saudí en enero del próximo año tendrá que someterse a un duro entrenamiento y disputar algunas pruebas que le ayuden a adaptarse al mundo de los rallies.

La caravana del Dakar ya ha abierto los brazos al español pero parece que Toyota, actual campeón en la prueba de coches, es la opción que más convence a Alonso. Además, los últimos rumores afirman que la firma nipona podría convencer a Carlos Sainz, doble campeón de esta prueba (2010, 2018), para que pilotase uno de sus coches el próximo año.

Fernando Alonso prueba el Toyota ganador del Dakar 2019

El apoyo de un piloto con tanta experiencia y cercanía al asturiano como Sainz junto con la megaestructura de Toyota hacen pensar que Alonso podría llegar preparado para el Dakar 2020 y contar con los medios suficientes para pelear por la victoria sobre las dunas de Arabia Saudí.

El problema para Alonso es que la aventura del Dakar le deja el calendario vacío en febrero del próximo año y le limitaría participar en otras pruebas durante el 2019 puesto que la preparación y la participación en pequeños rallies le robarían mucho tiempo.

El asturiano ha repetido hasta la extenuación que dejó la Fórmula 1 para participar en las más emblemáticas pruebas del automovilismo mundial. En la agenda de Alonso aún están carreras como alguna de la Nascar o las 12 Horas de Bathurst (Australia) en las que el piloto español podría probar al volante de nuevos coches y circuitos históricos.

Alonso solo ha dado una pista sobre su futuro. "Hay muchos proyectos y muy importantes", ha asegurado para después confesar que tiene en mente "ocho carreras y mucha preparación física de cara a la siguiente temporada".

Sean cuales sean, Alonso parece dispuesto a seguir afrontando los máximos retos en el automovilismo mundial, aunque si algo le ha enseñado Indianápolis es que la preparación y la elección de sus compañeros de viaje serán clave para el éxito.

[Más información: Fernando Alonso cierra la puerta a la Fórmula 1 a pesar de los rumores de su regreso a Ferrari]