Fernando Alonso celebra la victoria en las 1.000 Millas de Sebring

Fernando Alonso celebra la victoria en las 1.000 Millas de Sebring

Motor MUNDIAL DE RESISTENCIA

Las cuentas de Fernando Alonso para ser campeón del WEC antes de despedirse de Toyota

El asturiano dirá adiós al Mundial de Resistencia tras las 24 horas de Le Mans 2019. 

Noticias relacionadas

"Este capítulo acaba, pero hay muchos desafíos por delante", así ha confirmado Fernando Alonso su adiós a Toyota en el Mundial de Resistencia (WEC). Pero antes de la despedida, el asturiano tendrá dos opciones de hacerlo por todo lo alto. Las 6 Horas de Spa y las 24 Horas de Le Mans pueden, además, coronar a Fernando Alonso como Campeón del Mundial de Resistencia, otra joya que sumar a la corona del español.

Para conquistar el campeonato de pilotos del WEC junto a Kazuki Nakajima y Sebastian Buemi, el Toyota número 8 tendrá que gestionar los 15 puntos de diferencia que tienen sobre sus compañeros de box. Excepto en las 6 Horas de Silverstone en donde fueron descalificados los dos Toyota, los coches de la firma japonesa se han repartido siempre la primera y la segunda plaza del podium.

Confiando en la fiabilidad que, durante toda la temporada, ha demostrado el TS050 Hybrid las cuentas para el mundial hay que hacerlas dando por hecho que serán primero y segundo tanto en Spa como en Le Mans.

Toyota y Fernando Alonso hicieron historia en Le Mans.

Toyota y Fernando Alonso hicieron historia en Le Mans. EFE

Si el Toyota 8 de Alonso gana en Spa y además logra la pole position, que otorga un punto extra, saldría del circuito belga con 161 puntos, 23 más que sus compañeros. Las 24 Horas de Le Mans serían mucho más asequibles puesto que al coche del asturiano le valdría con ser cuarto en la carrera para acabar en lo más alto de la clasificación de la Supertemporada del WEC 2018/2019.

La opción más a la contra para Alonso y sus compañeros de coche es hacer segundo en Spa y perder la pole. Con este resultado el Toyota 8 se iría de Bélgica con solo siete puntos de distancia. El único resultado posible para ganar el Mundial en Le Mans sería que tras las 24 Horas quedaran por delante del Toyota 7.

Alonso vuelve a Spa con grandes recuerdos

Una de las características más especiales de esta supertemporada 2018/2019 que se está celebrando en el WEC es que las 6 Horas de Spa y las 24 Horas de Le Mans se disputan en dos ocasiones.

Alonso, Nakajima y Buemi guardan grandes recuerdos de ambas esta temporada. Tanto el trazado belga como en el emblemático circuito francés lograron la pole y la victoria, algo que puso de cara el resto de la temporada para el Toyota número 8. De no ser por la descalificación a los dos coches de la escudería nipona en las 6 Horas de Silverstone, el monoplaza de Alonso podría haber rozado proclamarse campeón matemáticamente tras la próxima prueba de Spa.

El Toyota TS050 HYBRID dando una vuelta a Spa

En su estreno en el WEC el pasado mes de mayo de 2018, Fernando Alonso rodó por primera vez con el Toyota dentro de una competición. A excepción de algún fallo puntual, el equipo nipón comenzó a ver la increíble capacidad del asturiano para adaptarse al TS050 Hybrid y la rápida adaptación al complicado tráfico de una carrera del Mundial de Resistencia.

El momento cumbre para Alonso llegaría con la disputa de las 24 Horas de Le Mans. El español conquistó a su equipo con un increíble relevo nocturno que devolvió las opciones de victoria al Toyota número 8 y que animó a sus compañeros. Un momento destacado por los responsables del equipo como clave para la victoria en la emblemática prueba de resistencia.

Adios al WEC pero no a Toyota

Es bien sabido que Alonso se embarcó en el proyecto del WEC con el único objetivo de ganar las 24 Horas de Le Mans y, si era posible, ganar también el Mundial de Resistencia. Con el primer objetivo bajo el brazo y el segundo muy cerca, el piloto español y Toyota han anunciado este miércoles que el asturiano abandonará el Mundial de Resistencia tras su participación en Le Mans dejando su puesto en Toyota al neozelandés Brendon Hartley.

Fernando dice adiós al WEC pero no cierra la puerta a la gran estructura que Toyota tiene en marcha en diferentes competiciones. "Ahora es un buen momento para afrontar nuevos desafíos, y hay muchas oportunidades interesantes a explorar dentro de Toyota", algo que todos han entendido como el primer paso hacia la confirmación de que correrá el Dakar 2020.

Fernando Alonso prueba el Toyota ganador del Dakar 2019

De confirmarse el nuevo reto de Alonso, el asturiano tendrá que afrontar la recta final del WEC y las 500 Millas de Indianápolis. Será tras la emblemática prueba francesa cuando se conozcan más detalles de sus próximos retos.

Alonso ya se subió hace varias semanas al Toyota Hilux en unos test privados que sirvieron de contacto para su posible salto al Dakar. Aquella experiencia en Sudáfrica, bajo la tutela de Giniel de Villiers, piloto también del Gazoo Racing, resultó una difícil prueba de la que el español salió satisfecho. A pesar de ello, el ovetense tendrá que hacer muchas más pruebas y seguramente disputar algún rally previo antes de comenzar el Dakar 2020. Algo similar a su participación en las 24 Horas de Daytona 2018 antes de estrenarse en las 6 Horas de Spa con Toyota.

Para más emoción, la edición 2020 del Dakar presenta como gran novedad que cambiará su habitual sede en Sudamérica por Arabia Saudí, país que lo acogerá durante los próximos cinco años.

[Más información: Fernando Alonso: "Fórmula 1, IndyCar y Dakar son una posibilidad para el 2020"]