Fernando Alonso preparado para las 500 Millas de Indianápolis 2019

Fernando Alonso preparado para las 500 Millas de Indianápolis 2019

Motor 500 MILLAS DE INDIANÁPOLIS

Los críticos cargan contra Fernando Alonso en la Indy: un coche mediocre y poca experiencia

El asturiano regresa a Indianápolis este año con el sueño de lograr la ansiada Triple Corona pero sus opciones pasan por que la nueva estructura de McLaren funcione a la perfección en tiempo récord.

Noticias relacionadas

A poco más de un mes para las 500 Millas de Indianápolis, Fernando Alonso intensifica su trabajo de preparación. El asturiano se ha pasado la Semana Santa en el simulador y este miércoles se montará por primera vez en la versión definitiva del McLaren #66 con el que correrá el 26 de mayo la emblemática prueba de la Indy.

Así construyó McLaren el monoplaza de Fernando Alonso en las 500 Millas de Indianápolis

Tras el test de hace unos días en el óvalo de Texas, la Indy hará un gran ensayo general para las 500 Millas en el propio circuito de Indianápolis. Alonso pilotará en unas pruebas que se prolongarán entre las 17:00 y las 24:00 (hora en España) de este miércoles 24 de abril, un mes y dos días antes de la gran fecha.

Más complicado que en 2017

Su primer intento de ganar las 500 Millas de Indianápolis en 2017 se vio truncado por culpa de un viejo enemigo: el motor Honda. A falta de 21 vueltas, Alonso rodaba en séptima posición y tenía un ritmo de carrera que le permitía seguir a los líderes.

Este año McLaren usará el motor de Chevrolet pero no será el único cambio. La escudería británica ha puesto en marcha toda una infraestructura dedicada a las IndyCar, algo que no hizo en 2017 cuando confió en el equipo Andretti Autosport para que les cedieran un coche con el que competir.

La apuesta de los de Woking parece tener como objetivo poner todos los medios posibles a disposición de Fernando Alonso para que logre ganar su ansiada triple corona. Además, según revela Zak Brown, CEO de McLaren, "a los accionistas de McLaren les gustaría estar en IndyCar. Creo que es más dudoso cuándo se va a producir que si se va a producir, y si lo hiciéramos para 2020, creo que tendríamos que tomar esa decisión este verano para estar bien preparados".

Fernando Alonso, en la preparación de las 500 Millas de Indianápolis

Fernando Alonso, en la preparación de las 500 Millas de Indianápolis

El problema de este nuevo 'megaproyecto' de McLaren es que deja a Fernando Alonso con un coche de media parrilla, con mucho por hacer, y muchas dudas sobre si la nueva infraestructura podrá superar a otros grandes equipos de la competición. Para no comenzar de cero, McLaren se apoyara Carlin, un equipo británico de la IndyCar que le aportará una de sus plazas así como parte de sus ingenieros y técnicos.

La alianza con Carlin es una apuesta conservadora. La escudería británica acabó el año pasado con un 15º puesto en parrilla y un 18º en carrera, ambos con Kimball, como los mejores resultados del equipo en su primera temporada en Indy500. Este 2019, los resultados han mejorado aunque siguen en la zona medio del pelotón tras las primeras cuatro carreras.

Al contrario que en la Fórmula 1, en la IndyCar el diseño del chasis de los monoplazas es único. La firma Dallara se encarga de ello y de diseñar el kit aerodinámico. La diferencia está bajo el monocasco. Unos coches se impulsan con un motor Chevrolet y otros con uno Honda. El mayor trabajo está en la fábrica a la hora de saber poner a punto todo el vehículo. Es aquí donde los de Woking quieren marcar la diferencia en el Motor Speedway de Indianápolis.

Los más críticos ven en la apuesta de Alonso y McLaren una ilusión casi inalcanzable. Aunque la mala suerte se ensañó con el español en 2017, la realidad es que le falta la experiencia en esa parte final de este tipo de carreras en donde adelantar es cada vuelta más complicado y los nervios están a flor de piel.

Además, aunque figuras tan relevantes en la IndyCar como Bob Fernley se han unido al proyecto del nuevo McLaren #66, el nuevo coche no rodará en pista hasta este miércoles en los últimos test oficiales en el circuito de Indianápolis. Los de Woking solo tendrán estos test y todo el trabajo en el simulador posible para poner a punto el coche de Fernando Alonso.

McLaren sale en su defensa

Como no podía ser de otra forma, en McLaren confían al 1.000% en el asturiano. Zak Brown no se cansa de explicar como desde Woking no han dejado nada al azar para ofrecer el mejor equipo posible a Alonso. "Es un esfuerzo completo por parte de McLaren. Recibimos algo de ayuda de Carlin para darle a Fernando algunos compañeros de equipo, más datos... Es positivo para no andar perdidos con un solo coche. Necesitamos apoyo y contaremos con algunos nuevos compañeros de equipo en el mes de mayo. Es un gran reto", ha explicado.

Además, Brown resalta que los momentos claves de la prueba no llegarán hasta mayo y aún tienen tiempo para seguir trabajando. "Hay que tener un respeto enorme al óvalo. Puede ser traicionero. He visto grandes equipos sufrir aquí y debemos asegurarnos de que los dos días más importantes son la clasificación y la carrera", sentencia. 

Fernando Alonso, en la preparación de las 500 Millas de Indianápolis

Fernando Alonso, en la preparación de las 500 Millas de Indianápolis

No solo en McLaren confían en las opciones de Alonso. Rick Mears, una de las grandes leyendas del automovilismo americano, asegura que "Alonso es como Andretti, como Parnelli, como Foyt, sabes que va a subirse a un coche y que va a ir rápido".

Además, los últimos cambios en la tecnología dentro de los coches de la IndyCar, aún muy lejos del despliegue tecnológico con el que cuenta un monoplaza de Fórmula 1, pueden ser un punto a favor de Alonso. "Creo que los coches actuales se adaptarán mejor a él. Al escuchar a nuestros pilotos y a otros, este coche brinda una mejor sensación, una mejor retroalimentación, lo que debería ayudar a alguien con menos experiencia en ellos", declara Mears en Autosport.

Alonso sigue sin desojar la margarita

El 26 de mayo es una cita en rojo en el calendario de Fernando Alonso este 2019. El sueño de la Triple Corona lleva rondando mucho tiempo en la cabeza del asturiano y ahora ya está solo a una carrera de lograrlo.

Para el piloto español, Indianápolis 2019 es mucho más que una carrera o que la Triple Corona. "Ese es el objetivo para este año, después de ganar Le Mans, las 500 Millas es la que falta. Tuve la suerte de ganar Daytona a principios de año, así que si alguna vez gano las 500 Millas no será la triple corona, sino algo más", asegura.

Fernando Alonso, en la preparación de las 500 Millas de Indianápolis

Fernando Alonso, en la preparación de las 500 Millas de Indianápolis

El mes de mayo será clave para el futuro de Alonso con dos de las últimas tres citas que le restan en su calendario: las 6 Horas de Spa-Francorchamps (4 de mayo), las 500 Millas de Indianápolis (26 de mayo) y el siguiente mes le esperan las 24 Horas de Le Mans (15 de junio).

Tras estas tres citas, el calendario de Fernando Alonso está en blanco. El propio piloto afirmó hace una semanas que "el futuro no está decidido" y que "en verano habrá que tomar decisiones". El Dakar, un calendario completo en la Indy, volver a la Fórmula 1, renovar con Toyota para otra temporada en el WEC... son solo algunas de las opciones que tiene sobre la mesa.

[Más información: McLaren echa de menos a Fernando Alonso: el coche mejora, los resultados no]