Marcos Garrido Beltrán, dorsal 36, durante la carrera celebrada en el circuito Ángel Nieto de Jerez.

Marcos Garrido Beltrán, dorsal 36, durante la carrera celebrada en el circuito Ángel Nieto de Jerez. Circuito Ángel Nieto de Jerez

Motor MOTOCICLISMO

La muerte del piloto Marcos Garrido reabre el debate del límite de edad para correr

La tragedia regresaba al mundo del motociclismo el pasado fin de semana con el fallecimiento de un joven piloto español.

Noticias relacionadas

Marcos Garrido (Rota, 14 años) lideraba una prueba en el circuito de Jerez cuando al cabo de seis vueltas se iba al suelo. La mala suerte hizo que el segundo en cabeza le golpeara. Fallecería en el Hospital General de Jerez a la hora de ser ingresado. Esta tragedia golpea al motociclismo después de que el pasado julio, también con solo 14 años, el joven piloto Andreas Pérez muriera en el circuito de Montmeló.

En un país donde pilotos como Marc Márquez o Jorge Lorenzo sirven como ejemplo para miles de niños, se reabre el debate sobre cuál es la edad idónea para comenzar a iniciarse en un deporte considerado de riesgo. En España, la Real Federación de Motociclismo Española (RFME) concede licencias a partir de los 6 años, edad a la que un niño puede iniciarse en competiciones de Mini Velocidad (en circuitos de karting). A partir de los 10, pueden dar el salto a circuitos grandes. La realidad es que es cada federación territorial la que pone los límites.

La seguridad y la formación en la RFME

EL ESPAÑOL ha contactado con la RFME. La pregunta está a pie de la calle y en la Federación asumen que "todo deporte implica un riesgo en sí mismo, lo asumimos y trabajamos para minimizarlos al máximo en todas las disciplinas". "Todos los pilotos conocen la naturaleza de su deporte", dicen sobre el peligro que puede correr un niño de 14 años al subirse a una moto de velocidad.

Marcos Garrido Beltrán, con la Yamaha que pilotó la pasada temporada.

Marcos Garrido Beltrán, con la Yamaha que pilotó la pasada temporada. Rotaaldia

Todo piloto conoce los riesgos y "las medidas de seguridad y de cómo hay que comportarse en el circuito", apuntan desde la RFME. Cada carrera está provista de comisarios de pista y director de carrera que se encargan de avisar de los peligros durante la prueba y tomar las medidas pertinentes en caso de incidencias o accidentes. "Lo que no podemos controlar es que haya una caída y el piloto quede indefenso", decía el presidente de la RFME, Manuel Casado, a TVE tras el accidente. 

La Federación remarca el proceso formativo que se realiza sobre los pilotos. "Durante su trayectoria deportiva van progresando en cilindrada en función de sus habilidades y rango de edad. Toda la actividad motociclista está contemplada como un proceso de formación desde las categorías inferiores y que está escalonado desde la lógica hasta llegar a las motos de mayor cilindrada", comentan a EL ESPAÑOL.

El accidente a ojos de dos campeones mundiales

Dos campeones mundiales como Marc Márquez o Valentino Rossi eran preguntados acerca de la tragedia en rueda de prensa en Termas. El nuestro es un deporte peligroso, pero creo que lo es más conducir un 'scooter' por la carretera que correr en pista. Por lo que respecta a su edad, no veo qué diferencia pueda haber entre correr con 14 años a hacerlo con 15 o 16", decía el hexacampeón italiano de MotoGP.

Marc Marquez y Valenti Rossi

Marc Marquez y Valenti Rossi EFE

"Se tiene que valorar también cuántos accidentes hay en carretera, lo que quizá ya no es noticia porque pasa muy a menudo", recalcaba también Márquez. "Si lo piensa alguien son los padres los que deben asumir el riesgo. Un niño no lo ve, ni en bici ni en moto", decía. Pero el actual campeón de la máxima categoría defendía que el éxito del motociclismo no llegaba por casualidad, sino por la base. "Con 4 años estamos encima de una moto. Porque a mi familia le gustaba y yo era la cosa que más quería en el mundo. Prefería ir en moto a estar con la PlayStation, y así es como se empieza, invirtiendo y dedicando tiempo. Un campeón no se hace a los 25 años", concluía.

Lo que ocurrió en Jerez fue una tragedia a ojos de todo el mundo. Sin embargo, en el motociclismo español se insiste en defender el proceso formativo que se sigue, pero el debate recae sobre si los niños son capaces de ver el riesgo, en lo que ni el propio Marc Márquez está de acuerdo. La seguridad es primordial, pero en un deporte de riesgo parece que lo único que queda es asumir que eventualmente estas tragedias pueden ocurrir, por mucho que se intenten evitar.

[Más información: Marcos Garrido, el niño que soñaba con emular a Rossi para "ganarlo todo"]