Salida del Gran Premio de Austria 2018

Salida del Gran Premio de Austria 2018 REUTERS

Motor FÓRMULA 1

Así será la Fórmula 1 2019 sin Alonso: McLaren, Red Bull y Ferrari apuestan por los jóvenes

La temporada 2019 de Fórmula 1 va cogiendo forma incluso antes de que acabe el actual Mundial. La salida de Fernando Alonso y la despedida de Ricciardo de Red Bull han dado el pistoletazo de salida a un efecto dominó que ha provocado varios cambios de asientos y muchas novedades para la parrilla de salida del próximo año.

Sin lugar a duda, la ausencia de Alonso es la gran novedad del listado de pilotos confirmados para 2019. El asturiano se embarca en nuevas aventuras con, aún a falta de confirmación oficial, la IndyCar como principal eje de la temporada. El dos veces campeón del mundo de Fórmula 1 completará la temporada en el WEC y la compaginará con la Indy como antesala de la gran cita de las 500 Millas de Indianápolis 2019, la primera oportunidad para conquistar la triple corona.

McLaren apuesta por lo español y lo joven

La escudería de Woking vive una transformación completa. A la salida de Éric Boullier y de varios ingenieros importantes le ha seguido la renovación completa de los asientos. Ni AlonsoVandoorne seguirán el próximo año y sus puestos estarán ocupados por Carlos Sainz y Lando Norris.

Para el español es la oportunidad de ser por fin el líder del equipo. McLaren dará a Sainz la estabilidad que tanto a demandado desde que llegara al Gran Circo pero el 'regalo' no será gratis. A cambio el madrileño tendrá que dar lo mejor de sí mismo dentro de la pista y fuera ya que el trabajo en los simuladores de Woking será clave para lograr mejorar el coche.

Fernando Alonso y Carlos Sainz Jr.

Fernando Alonso y Carlos Sainz Jr.

La otra apuesta de McLaren viene de su cantera y está llamado a escribir una página en la historia de la Fórmula 1, aunque en los últimos tiempos muchos pilotos como el británico han acabado saliendo por la puerta de atrás por culpa de la falta de oportunidades para ser competitivos. Norris tendrá la oportunidad de crecer de la mano de una escudería que se tiene que reconstruir en tiempo récord. A falta de dos Grandes Premios de F2, el británico se prepara a marcha acelerada para que su adaptación a la categoría reina del automovilismo mundial sea lo más corta posible.

Red Bull, fiel a su estilo

Dejando al margen la guerra entre la escudería del toro y Fernando Alonso sobre si es verdad que Helmut MarkoChristian Horner intentaron que fichar al piloto astuariano, algo que desde Red Bull niegan y que Alonso ha reconocido en varias ocasiones, la escudería austríaca está obligada a reinventarse.

La marcha de Daniel Ricciardo a Renault dejó un hueco vacío difícil de llenar. A pesar de haber barajado varias opciones, Red Bull tiró de su cantera y, como es habitual, promocionó a uno de sus pilotos de Toro RossoPierre Gasly será en 2019 piloto Red Bull.

El francés se impuso al neozelandés Brendon Hartley en la carrera por el ascenso y será él quien tenga que hacer de escudero de un Max Verstappen que tendrá que dar un paso adelante para liderar una escudería que, con la llegada de los motores Honda, será una incógnita la próxima temporada.

Max Verstappen, en el box durante el GP de Bélgica.

Max Verstappen, en el box durante el GP de Bélgica. REUTERS

Ferrari busca el heredero de Vettel

Desde 2007, Ferrari no sabe lo que es ganar un Mundial de Fórmula 1 de pilotos, y la sequía se extiende a 2002 en cuanto a los títulos de constructores. La llegada de Sebastian Vettel a la escudería italiana no ha dado aún los frutos esperados. Esta temporada 2018, los del cavallino han vuelto a ser competitivos y están poniéndoselo muy difícil a Mercedes, pero varios errores de estrategia, mecánicos o de conducción han echado por tierra la superioridad técnica. Vettel es segundo en el campeonato a 30 puntos de un Hamilton que ha salido reforzado de los últimos Grandes Premios.

Para 2019, Ferrari ha dejado claro que su apuesta es más de futuro que de presente. Vettel repetirá como líder pero al otro lado del box tendrá un vecino diferente. Raikkonen deja la escudería para dar paso a Charles Leclerc. El monegasco, que este año pilota en Sauber, ha sido una de las revelaciones del campeonato y forma parte de la familia ferrarista desde 2016.

La escudería italiana le fichó tras ganar el campeonato de GP3 y le cedió a Hass, escudería hermana de Ferrari, para que fuera piloto probador. Un año después ganó el mundial de F2, lo que le valió para cambiar de aires y fichar por Alfa Romeo Sauber como compañero de Marcus Ericsson.

Este año suma un meritorio 6º puesto en el Gran Premio de España y cuatro carreras más entre los puntos. El monegasco será un gran aliciente para que Vettel no se relaje durante la temporada, algo parecido a cuando Red Bull apostó por él para sustituir a Coulthard y presionar a Webber.

Sebastian Vettel en el Gran Premio de Bélgica

Sebastian Vettel en el Gran Premio de Bélgica EFE

Raikkonen y Ricciardo, veteranía en la clase media

Frente a la apuesta de McLaren, Ferrari y Red Bull por los pilotos más jóvenes, Sauber y Renault apuestan por la experiencia. Raikkonen y Ricciardo llegan a ambas escuderías para hacer la 'clase media' del campeonato mucho más competida.

Ricciardo anunció, casi por sorpresa, que dejaba Red Bull y fichaba por Renault antes del parón de verano. El australiano acaba contrato este año con la escudería austríaca y tenía muchas papeletas para irse aunque el 'no' de Ferrari hizo pensar a muchos que seguiría un año más en la marca del toro. Renault le ofreció un puesto junto a Hulkenberg y la promesa de que motor y coche mejorarían más en 2019 y el australiano aceptó. Tras varios años de ambiente tenso junto a Verstappen, Daniel cambiará de aires en busca de nuevas metas.

Ricciardo celebra su victoria en el GP de Azerbaiyán.

Ricciardo celebra su victoria en el GP de Azerbaiyán. REUTERS

Por su parte, la historia de Raikkonen parecía escrita desde principios de temporada. El piloto finlandés sigue fiel a su filosofía: rápido en el vuelta a vuelta, comete pocos errores en pista pero no logra ser competitivo a lo largo del mundial, algo que supone un lastre para Ferrari. El apoyo de Vettel, que veía en él un fiel escudero, no ha servido para quedarse.

Kimi vuelve al segundo grupo de la parrilla en donde la constancia de un piloto como él es clave para sumar puntos en un campeonato que promete estar muy reñido en la zona media. El problema para Sauber será el mismo que tuvo Renault con el finlandés: Raikkonen no es el mejor piloto de la parrilla trabajando en el desarrollo de los monoplazas, algo que para una escudería como la suiza es clave para evolucionar a lo largo de la temporada.