Carlos Sainz  durante la 12ª etapa del Dakar.

Carlos Sainz durante la 12ª etapa del Dakar. Reuters

Motor RALLY DAKAR

Carlos Sainz mantiene 45 minutos de renta tras un maratón de 523 kilómetros

El español terminó quintó en la 12ª etapa pero se dedicó a administrar la ventaja sobre su compañero Stephane Peterhansel, acosado por el Toyota de Nasser Al-Attiyah.

El piloto español Carlos Sainz (Peugeot), líder del Dakar en coches, conserva cerca de 45 minutos de ventaja sobre el francés Stéphane Peterhansel (Peugeot), segundo en la general, tras una etapa que se la adjudicó el catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota).

Sainz terminó la duodécima etapa del Dakar, entre Chilecito y San Juan (Argentina), en quinta posición, a más de 18 minutos de Al-Attiyah y a más de 16 minutos de Peterhansel, que marcó el segundo mejor tiempo del día. La etapa tenía la especial más larga de todo el Dakar, con 523 kilómetros cronometrados, por lo que el piloto madrileño se dedicó a administrar la amplia ventaja que tenía sobre sus perseguidores e incluso se dejó aparentemente adelantar por Peterhansel para que él le abriera la ruta.

A pesar de que la estrategia de Peugeot es mantener a Sainz en la primera posición y a Peterhansel en la segunda, el piloto francés no pudo levantar el pie del acelerador para que no le recortara demasiado tiempo Al-Attiyah, que es tercero de la general y ahora está a 21 minutos de experimentado piloto galo.

No obstante, Carlos Sainz aún tiene suficiente margen para que no peligre su primera posición de la clasificación general a falta de dos etapas para llegar al podio de meta en Córdoba (Argentina), del que todavía les separan 489 kilómetros cronometrados, distancia menor a la recorrida hoy.

La próxima etapa, entre San Juan y Córdoba, se correrá por algunas de las pistas donde se celebra anualmente la cita argentina del campeonato mundial de rallys, lugar donde Sainz ganó uno de sus últimos rallys de esta especialidad, de la que ostenta dos títulos mundiales. El recorrido tendrá 560 kilómetros, de los que 369 serán cronometrados, con sectores de dunas y otros de fesh-fesh (polvo de arena suspendido en el aire), últimas dificultades antes de enfilar las carreteras de Argentina rumbo a Córdoba. 

Un día sin motos

La cita quedó sin embargo deslucida por la cancelación del recorrido para las motos, después de que los pilotos se negaran a correrla tras modificarse el recorrido inicial. Para esta etapa, las motos y los quads tenían un recorrido de 375 kilómetros cronometrados, distinto al de coches y autos, pero la dirección de carrera del Dakar decidió cambiarlo ante la previsión de que en la zona habría condiciones climáticas adversas que impedirían volar a los helicópteros de seguridad.

A cambio, los organizadores propusieron un recorrido alternativo por la misma ruta que utilizarían los coches y camiones, lo que fue rechazado por los motociclistas, que no querían hacer la ruta después de los vehículos pesados, ya que el terreno queda maltratado y les supone un peligro adicional en su pilotaje. Tras acceder la dirección de carrera a cancelar la etapa de manera integral, las motos viajarán desde Fiambalá a San Juan en un tramo de enlace para reanudar la competición este viernes en la penúltima etapa entre San Juan y Córdoba.