Carlos Sainz, junto a su copiloto Lucas Cruz y el francés Matthieu Baumel (izquierda).

Carlos Sainz, junto a su copiloto Lucas Cruz y el francés Matthieu Baumel (izquierda). Reuters

Motor RALLY DAKAR

El Dakar retira la sanción a Carlos Sainz porque la telemetría le da la razón

La organización devuelve al piloto español los 10 minutos que le quitaron. El equipo Peugeot aportó unas telemetrías que demuestran que Sainz frenó hasta los 37 km/h y giró el volante bruscamente para evitar golpear a Kees Koolen.

Otra vuelta de tuerca en el Rally Dakar. Lo que la tarde del lunes se convirtió en un culebrón de acusasiones, dimes y diretes para terminar en una pírrica sanción de 10 minutos al piloto español de Peugeot Carlos Sainz, ha terminado el este miércolescon una marcha atrás del comité organizador. Si bien al español le sancionaron con 10 minutos en la clasificación por haber golpeado inintencionadamente a un quad, ahora se ha decidido que esa sentencia no será efectiva y el doble campeón del mundo de rallys y ganador del Dakar en 2010 mantendrá su ventaja sobre sus más inmediatos perseguidores.

Toda la polémica viene de una queja por parte del holandés Kees Koolen, uno de los fundadores de Booking y competidor en la modalidad de quads (además de accionista de Toyota, como se ha aireado en las redes sociales: se trata del equipo de Nasser Al-Attiyah, segundo clasificado). Koolen afirmó que sufrió un accidente motivado por Sainz en la séptima etapa, disputada el pasado viernes. Le tocó al adelantarle y no se detuvo a ayudarle, como indica el reglamento del Dakar que se debe hacer.

Dos días después de la sanción, los comisarios han corregido su primera decisión y han devuelto esos 10 minutos al piloto español. El equipo Peugeot aportó unas telemetrías que demuestran que Sainz frenó hasta los 37 km/h y giró el volante bruscamente para evitar golpear a Kees Koolen.

“Carlos frenó bruscamente y giró también bruscamente el volante, su velocidad descendió hasta 37 km/h y se notó la deceleración, pero de ninguna manera hubo un choque”, explicó Bruno Famin, jefe de Peugeot.

Sainz, tras reunirse con los comisarios de carrera, expuso su versión de los hechos. "Yo no toqué a nadie. Vi el quad de Koolen, le marqué el aviso de adelantamiento y se salió un momento de la pista al querer dejarme paso. Luego regresó a pista y lo esquivé de milagro. Si lo hubiera tocado, le hubiera hecho mucho daño. Perdió él solo el control al marcarle el aviso de adelantamiento", declaró a Marca.

De esta forma, los márgenes en la clasificación vuelven a favorecer a Carlos Sainz, que recupera esos 10 minutos y, además, le suma 10 segundos a Stephane Peterhansel, la diferencia que le sacó en la etapa de este miércoles, llevando la distancia a más de una hora.

 Por delante, aunque quedan cuatro etapas en las que el español se enfrentará a todos los desafíos del Dakar y a sus propios fantasmas, ya que Saínz se ha quedado varado en más de una ocasión, tanto en el rally sudamericano como cuando competía en el Mundial de Rallys.